parallax background

Dunas, castros y un faro de luz roja. Conociendo Galicia.

Chauen y sus puertas
enero 18, 2015
Rianxo, tierra de letras.
febrero 5, 2015
 

Mi lista de sitios recomendables en Galicia no deja de crecer, hace una semana añadía A Estrada y el precioso Pazo de Oca. Hoy viajamos hasta la comarca de O Barbanza, en la zona norte de la Ría de Arousa. Comprende cuatro concellos: Rianxo, Boiro, A Pobra do Caramiñal y Riveira. Cuatro pueblos mariñeiros y cada cual más bonito.

 

Con algunos compañeros de Galicia Travel Bloggers pude disfrutar del programa Regala Arousa Norte el pasado mes de diciembre. Nuestros anfitriones nos ofrecerían servicios gastronómicos, de ocio y alojamiento durante un día que empezó con un madrugón para llegar a primera hora de la mañana a Santiago.

Como siempre frío y llovizna, tuve el tiempo justo para pedir un café ya que en seguida aparecieron Alejandro de La Galleta Molona y Chano de Enfoca Galicia. Nuestra primera parada era Corrubedo, habíamos quedado con Inma y Jose de A World to Travel en el Faro. Allí estuvimos un buen rato haciendo fotos y disfrutando de la vista.

No había nadie y a mitad de semana agradecí un montón esa soledad. Lo único que se oía era el ruido del agua golpeando contra las rocas. Cuentan que Valle Inclán venía a pasearse por Corrubedo cuando tenía un mal día porque el mar estaba siempre más enfadado que él.

 
 

El Faro se construyó en 1853 debido a la peligrosidad de la zona. Aún así la confusión de su luz con el Faro de la isla de Sálvora provocó el hundimiento del trasantlántico Santa Isabel (1921), conocido como el Titanic Gallego fue una auténtica tragedia. A partir de entonces la luz del faro fue roja y se ganó el sobre nombre de Faro Comunista, hasta que con la dictadura volvió a ser cambiada por blanca.

 
 

Tras recorrer menos de un kilómetro aparcamos en el puerto, nos esperaban en el Benboa, un restaurante que resultó mucho más que eso. Además de estar en un lugar privilegiado, tiene algo especial y distinto, quizá el cariño y trabajo que se aprecia al escuchar a Rubén lo explica. Junto con su hermano, ha creado un sitio diferente, agradable, con una decoración llena de detalles que mezclan lo tradicional y lo más moderno.

Estar cerca del mar siempre me ha dado hambre, algo que se solucionó enseguida con un menú muy gallego: empanada, mejillones, pulpo...

 

Después del café, dimos un paseo por el puerto, necesitábamos movernos un poco antes de volver al coche. Corrubedo es uno de esos pueblos que en verano triplica la población, sus playas y las dunas son sus principales atractivos. Marinero 100 %, gracias a la Asociación de Vecinos salió del anonimato para convertir su Parque Natural en uno de los más visitados de Galicia.

De hecho era la visita típica con el colegio, ir a pasar el día, recuerdo que entonces uno podía tirarse por las dunas, rodando sin parar, eran enormes...o quizá yo muy pequeña.



 

A menos de 30 kilómetros está la pequeña parroquia de Cespón, en Boiro, donde visitamos los Castros de Neixón. Son los más antiguos de Galicia y los restos cerámicos encontrados mostraron su importancia en las redes comerciales de hace miles de años. El Pequeño está situado al borde del mar, pueden verse los restos de alguna de las casas de planta circular del siglo VI a.C. y poco más. Pero el sitio merece la pena, es realmente bonito.


 

Durante el paseo nos acompañó un canciño del lugar, Rufus le pusé de nombre. El pobre estaba más que aburrido así que aproveché para jugar y perderme un rato con él. Mientras mis compañeros hacían fotos, buscaban wifi o ambas cosas.

 
 

En la entrada de los Castros está el Centro Arqueolóxico do Barbanza. El día de nuestra visita estaba cerrado por descanso así que dimos por terminada la tarde al mismo tiempo que Rufus decidía volver a casa.

Tras llamar a nuestra anfitriona en Rianxo nos pusimos en camino hacia el pueblo, nada menos, que del gran Castelao. Pero eso, es otra historia.

Muchas gracias a Chano Amado, Enfoca Galicia, por sus fotos.

 

12 Comments

  1. Pepa Alvarez dice:

    Me han gustado mucho las fotografias del lugar,gracias por las recomendaciones nos vendrán genial para volver a esa zona.

  2. […] la historia de la casa , ( ¡ con petroglifo incluido ! ) e igual que en el caso de Rubén del Restaurante Benboa , era muy familiar , con mucho cariño y manteniendo a través de cada detalle la tradicción o el […]

  3. Sabela dice:

    Vaya día más completo!
    Me gusta esa iniciativa de RegalaArousaNorte! Voy a buscar más info porque puede ser una experiencia muy buena.
    Gracias por compartir!

  4. Leticia dice:

    Me encantan esas fotos de Chano y Alejandro con el móvil echando humo jejeje

  5. Hace muchos años ya que realizamos una ruta por la costa de Galicia, no nos importaría para nada volver después de ver estas bonitas fotografías. Saludos!!

  6. Andy dice:

    Que interesante Galicia. Estoy organizando un viaje por España para marzo y abril del 2016 y todavia no tengo decidido que puntos tocar. Todas tus recomendaciones ayudan mucho! Saludos!

    • Maruxaina dice:

      Pues para lo que necesites aquí estoy Andy, te invito a leer otras entradas de Galicia, es difícil recomendar lugares porque todo es precioso!!!Playas, islas, bosques, pueblos marineros, castros, mucha historia, riquísima gastronomía…
      Un saludo y gracias por la visita 😉

  7. GranPumuki dice:

    Galicia es preciosa en cada rincón que mires. Acabo de terminar el Camino en familia y me he quedado con ganas de recorrer sus costas, que hace muchos años visité por primera vez. Me quedo con tus consejos y el recorrido.

    Gracias
    GranPumuki

  8. […] contó la historia de la casa, ¡con petroglifo incluido! que igual que en el caso de Rubén del Restaurante Benboa, era muy familiar, con mucho cariño y manteniendo a través de cada detalle la tradicción o el […]

  9. Es tan bonita Galicia!! y lo maravilloso es investigar y conocer rincones que a pesar de tener tan cerca de casa, a veces ni habíamos oído hablar de ellos. Me ha encantado lo que nos muestras Maruxaina, el castro es una pasada y la historia del faro rojo super curiosa. Lástima que ahora su luz sea blanca 😉
    Un abrazo
    Carmen

  10. Mar Vara dice:

    ¡Qué poco conozco esa zona de Galicia! Me ha encantado ese dato sobre Valle Inclán, que iba a pasearse por Corrubedo porque el mar siempre estaba más enfadado que él. ¡Todo un personaje!
    Me encantan los lugares con historia y aquí parece que hay mucha. Así que me apunto todo para cuando tenga oportunidad de ir por allí.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies