Galicia vista por no gallegos (2ªparte)

Ferrol Terra
octubre 7, 2015
Vilna (2ª parte)
octubre 13, 2015

Galicia vista por no gallegos (2ªparte)

 

El primer post sobre Galicia me ha gustado tanto que he decidido pedirle a más compañeros bloggers de viajes, que compartiesen sus lugares favoritos de Galicia. Esta vez pasearemos por Baiona y Allariz, recordaremos veraneos en Valdoviño, lugares únicos en las Rías Altas y, cómo no, también nos enamoraremos en la Costa da Morte.

Miryam, Raúl y Diana, Octavio, Sandra, Patri, Eva y Carmelo nos cuentan hoy sus experiencias por tierras gallegas.

 

Allariz (Ourense) por Miryam, A Donde Quiera Que Vaya

Menos mal que estaba Miryam en el equipo de masterchef del TBM Plasencia porque sino no hubiésemos cenado nada. Allí nos conocimos después de charlas en twitter y resultó de esas personas que parecía conocer de siempre. La súper capitana, sirena y escritora en A donde quiera que vaya, su blog de viajes sin SEO y al natural como ella misma define, nos cuenta una historia entre Allariz y Ermua que yo desconocía.

Yo aunque no viva en Galicia, tengo mucha relación con los gallegos. Hay una curiosidad que quizá algunos gallegos no sepáis -no lo tenéis que saber si no sois de la zona de Allariz- y es que Ermua, un municipio vizcaíno, es la 5º provincia gallega. Sí, como te lo cuento. Muchos gallegos tuvieron que emigrar tanto a Euskadi como a otras partes del mundo para ganarse la vida. Al parecer (esto es suposición mía, ya que a mís abuelos de Zamora es lo que les pasó pero con Eibar como escenario) el primero que se instalaría en Ermua encontraría trabajo, las cosas le irían bien e hizo correr la voz, y así es como vino la gente de Allariz y alrededores.

Millan Allariz
 

Playa de Valdoviño (A Coruña) por Octavio, Un Mundo para 3.

Desde Tenerife nos vamos a Valdoviño, Octavio deUn Mundo para 3 veraneaba en esta playa. Ya desde pequeño viajando así que fue normal que lo siguiese haciendo en familia con Montse, los viajes de Álvaro desde muy pequeño son la envidia de muchos grandes viajeros. Recomiendo su blog a todas mis amigas que dejaron de viajar por tener hijos, porque sí se puede.

Uno de los lugares que más lindos recuerdos tengo de Galicia es la playa de Valdoviño. Crecí veraneando hasta los 12 años allí, todos los veranos pasaba algunas semanas en esa playa, mi abuelo tenía una casita de campo junto a ella, era una zona rural por entonces con algunas casitas más de campo y un camping, hoy se ha convertido, por desgracia y gracias a la burbuja inmobiliaria, en una zona llena de casas.

Cuando era pequeño podía ver desde casa de mi abuelo el lago y las grandes olas tan habituales en su playa, me pasaba el tiempo pensando porque el mar ahí era tan bravo, no llegaba a entender porque una playa tan grande, rodeada de montañas verdes y con una arena tan blanca podía ser tan brava y dura, de agua helada que intimidaba a los humanos.

De esta comarca, la del Ferrol, me encanta todo, sus gentes, simpáticas y abiertas, me encanta su gastronomía, sus rutas de vinos, el ribero, marisco y demás viandas que podemos degustar aquí, no me gusta para nada como ha cambiado, pensamos que la burbuja inmobiliaria causó estragos en la costa mediterránea, pero en esta comarca la destrozó y mucho robándome los recuerdos de niñez.

 
 

Camariñas (A Coruña) por Sandra, The Wandering S..

Y mi blogera asturiana favorita ha elegido Camariñas, un lugar que ha conocido recientemente. Con Sandra en The Wandering S podeis iros de festival, encontrar recomendaciones para comer o destinos para viajar por Europa.

Hasta hace unas semanas me hubiera resultado difícil elegir un sólo lugar de Galicia como “mi preferido”. Sin embargo, no hace mucho pude descubrir una zona que me dejó completamente maravillada y que se ha ganado un hueco en mi lista de lugares predilectos, no sólo de Galicia, sino del mundo entero: los concellos de Camariñas y Laxe, en plena Costa da Morte.

Tanto sus playas paradisíacas (la de Traba, la de Lago, las de Reira o la de do Trece con su duna remontante, por poner algunos ejemplos) como el impresionante faro de Cabo Vilano (desde donde se puede disfrutar de una puesta de sol de película) así como también la carretera que bordea la costa hasta el faro de Laxe y que atraviesa lugares tan impresionantes y con tanta historia como el Cementerio de los Ingleses o la playa de los cristales, hacen de esta zona un rincón espectacular e imprescindible en cualquier visita a Galicia.

 
 

Rías Altas por Diana y Raúl, MundoXDescubrir.

Una pareja de lo más curriña, Raúl y Diana, les pedí su colaboración para el post porque intuía que nos llevarían a alguno de los lugares mágicos de Galicia. Son de esas personas que transmiten muy buena energía, mucha paz y siempre tienen buenas historias para contar.

Galicia es uno de los lugares más mágicos de toda España. En sus tierras es posible escuchar el susurro del viento que narra las leyendas e historias de los antiguos celtas, Magos y brujas. Galicia es un mundo lleno de cuentos de hadas donde es posible saborear sus tradiciones mientras paseas por los históricos pueblos y te mezclas con las personas que con sus sonrisas e historias brindan la hospitalidad a cualquier viajero independiente con sus costumbres y culturas más ancestrales.

A veces, el paraíso no tiene porque estar formado por playas cristalinas de arena blanca y fina. Nosotros tenemos un paraíso en Galicia y se llama Rías Altas. Un paraíso frondoso y de color verde, un paraíso de cabos y acantilados que miran de cara al mar y un paraíso en definitiva donde sentarte a disfrutar del silencio y la brisa marina.

Las Rías Altas nos ofrecen paisajes salvajes y vírgenes donde en muchas ocasiones apenas llegan los viajeros más experimentados. El paraíso de los acantilados más allá de la famosa Praia das Catedrais lo encontramos en el Cabo Ortegal, el más bonito de toda Galicia aunque los más altos de Europa continental se encuentran en Vixia Herberia otro fantástico lugar para conocer. Además si queremos conocer el punto más septentrional de España podemos ir a la Estaca de Bares, un lugar de paso de casi 300.000 aves anualmente donde la única tierra que podemos ver en el horizonte es la de Inglaterra.

Aunque no podríamos irnos de las Rías Altas sin entrar un poco a su interior y perdernos por el desconocido y mágico Souto da Retorta un bosque de eucaliptus precioso del siglo XIX donde es posible conocer O Avó, el arból más alto de España con 67 metros de altura. Pero estos solo son algunos de los lugares que podemos encontrar y disfrutar en las Rías Altas, existen todavía muchos otros y algunos seguro que todavía están por descubrir.¿Te lo vas a perder?.

 

Fisterra (A Coruña) por Eva y Carmelo, ¿Dónde Vamos Eva?.

Leyendo sus post siempre descubro cosas y datos nuevos, no los típicos que vienen en las guías y eso me encanta. Sabía que desde ¿Dónde Vamos Eva? me llegaría una buena historia y tenía razón, Eva y Carmelo nos llevan hasta el fin del mundo, un relato que reconozco me ha emocionado porque yo también quiero llegar a Fisterra después de un largo camino.

Uno de los lugares con los que sueñan los pies de cualquier viajero es Fisterra. Da igual si haces el Camino de Santiago, da igual si tienes buena forma física, da igual la edad…, Fisterra es ese final perfecto de todo viaje. Es la Ítaca de los peregrinos. Pero también es Costa da Morte, lugar cargado de mágicas y oscuras leyendas.

Si hay un lugar en Galicia que conjugue todas sus características, ese es el Cabo de Fisterra: magia, tierra, mar, niebla, sol, camino, morriña… El año pasado decidimos hacer un viaje hasta Pontevedra para visitar a una amiga. Un road trip de más de 3000 kilómetros entre ida y vuelta. Una vez allí, ella nos recomendó hacer una escapada a Costa da Morte, ¡y para allá que nos fuimos!

Tanto Carmelo como yo, cada uno por su lado, siempre habíamos soñado con hacer el Camino de Santiago y cuando nos conocimos fue un reto que nos propusimos, por ello fue algo especial llegar a Galicia y sentir el Camino tan cerca. En un principio nos negábamos a visitar Fisterra antes de haber hecho el camino, pero al final, la emoción pudo con la razón.

A lo largo de varios días descubrimos lugares espectaculares, únicos, rincones casi secretos, pero Fisterra nos impactó por encima de ningún otro. Al llegar, una blanca niebla lo cubría todo, decidimos remontar la cuesta que lleva hasta el faro a pie. El corazón me latía a mil por hora. A nuestro lado pasaban peregrinos en su último tramo. Y de repente, ahí estaba, el final de la tierra.No podemos explicar las sensaciones que tuvimos. Yo solo puedo decir que lloré y que contagié con mis lágrimas a varias personas que estaban como nosotros atónitos mirando el inmenso mar de nubes que jugaban al escondite con el mar, con la lontananza. Al final, la niebla se disipó y pudimos disfrutar del anochecer sentados en una roca, dejando nuestros pies caer y con una sensación de libertad y de limpieza espiritual únicas.

Me imagino que es la propia energía de todas las personas que han llegado hasta aquí lo que hace de Fisterra un lugar cargado de buen rollo, ¡aunque la belleza paisajística ayuda mucho! Prometimos volver, pero solo lo haremos como peregrinos en el final de nuestro camino de Santiago. ¡Esa será una nueva historia!.

 
 

Baiona (Pontevedra) por Patri, La Cosmopolilla.

Y terminamos con Patri, una viajera a la que conocí en las charlas viajeras de Twitter y a la que después identifiqué por la preciosísima mochila mapa en el BirraTour. Con ella comparto el amor por el tren y por Marruecos, y sus historias son de las mejores que he leído en este mundo blogueril. En La Cosmopolilla no dejeis de leer sus últimos artículos del Transiberiano, uno de mis viajes más soñados. Nos lleva a Baiona con una bonita historia, como todas las suyas.

Una niña en Baiona – mi primera vez en Galicia.

Siempre recordaré aquel verano de principios de los noventa. Mis padres me sorprendieron con una grata noticia: ese año nos íbamos de vacaciones a Galicia, a un pueblo llamado “Bayona la Real” en las Rías Baixas. ¡La primera vez que subíamos más allá de Madrid! Se lo conté a todos mis amigos del cole. Me hice mi primer pasaporte (¡para cruzar el Miño y entrar a Portugal!) Y me estudié con ilusión toda esa ruta que nos llevaría a recorrer España de sur a norte, de este a oeste, por la Vía de la Plata, hasta ese lejano Atlántico…

Si ahora me pongo a pensar en aquel julio sólo me vienen fogonazos, cosas que recuerdo que impactaron a esa niña de trenzas despeinada: descubrir las mareas, apenas una anécdota en mi Mediterráneo. Una playa con barquitas en la arena por la mañana; por la noche las mismas bailando con el agua. Las casitas e iglesias de piedra gris, con tejados de pizarra, tan diferentes a los blancos pueblos andaluces. Los hórreos. Las fragas y bosques de helechos que rodeaban Baiona, que parecían esconder duendes y hadas. Sus murallas de piedra. Vacas pastando junto al mar. La virgen de la Roca, observando desde su mirador a las Cíes, a las que fuimos en un barquito de excursión. Y lo brutos que eran comiendo: ¡en qué hora pedimos un cocido! No conseguimos comer más que un cuarto de ración.

Hace ya muchos años de esto, pero desde entonces a Galicia le tengo un cariño especial. Espero volver pronto a esa tierriña, caminar de nuevo por el paseo marítimo de Baiona, sentir la brisa Atlántica como me vuelve a despeinar. Reencontrarme con esa niña que, intuyo, empezó aquí a descubrir que el mundo era mucho, mucho más grande de lo que una puede soñar.

 
 

Y con este precioso relato terminan las recomendaciones por hoy, espero que, como a mí, os hayan traído buenos recuerdos o hayais descubierto nuevos lugares que visitar. en Galicia.

Muchas gracias a todos por colaborar, a mis compañeros de GaliciaTB, Pablo DeMiku y Millán Dasairas, y a mi querido Celso, Bonos Bienestar, por sus fotos de Valdoviño, Allariz y Baiona.

 

 

 

 

 

 

12 Comments

  1. Patri dice:

    ¡Qué buen post ha quedado! Un honor aparecer entre tantos buenos blogueros y sus rincones de Galicia. Tengo que volver muy pronto. Mil gracias por contar conmigo 🙂
    Un abrazo de la cosmopolilla

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Pues se cumplió lo que decías…has vuelto a Galicia varias veces 🙂 A ver si en la próxima nos vemos! ¡Un besazo guapa!

  2. Con este post lo único que nos apetece es coger el petate y arrancar a alguno de estos maravillosos lugares… ¡qué ganas!

    Y muchas gracias por la mención re-linda, aquí estamos para lo que necesites (a tiro de piedra o de click).

    xD

  3. Miryam dice:

    Gracias guapa por contar conmigo, ha quedado chulísimo y he descubierto lugares que no conocía. Saludos

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Pues ya sabes Miryam : tienes que volver a conocerlos 😉 Me ha encantado tu historia, muy pendiente de ir por tu tierra! Un beso grande!!!

  4. Eva dice:

    Oleeeee! que gran post! Tomamos nota de aquellos lugares que aún no hemos visitado :-).

    Un placer participar de esta genial idea y compartir con otros grandes bloggers.

    Saludos,

    Eva y Carmelo

    • Maruxaina Bóveda dice:

      ¡Muchas gracias Eva!Encantada de contar con vuestras historias 🙂
      Un abrazo grande y ojalá nos veamos pronto por Galicia!

  5. Montse dice:

    Como mola el post!!
    Me encanta ver como cada uno desde su punto de vista describen una misma tierra, sin duda una idea acertadísima y nosotros muy orgullosos de formar parte de ella.
    Muchas gracias guapa por contar con nosotros!
    Besos x 3!!!

  6. Sandra dice:

    ¡Qué chulo te ha quedado! Un honor haber podido colaborar 😀 Lo veo/comparto con un poquitín de retraso que todavía aterricé ayer en Asturias 🙂 Muuuuuuuuac!

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Yo también voy tarde contestando Sandra 😛 Muchas gracias por llevarnos a un rincón tan bonito, ¡¡a seguir descubriendo Galicia!!
      Un beso grande guapa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies