Lenonitas en Praga (R.Checa, día 6)

Wax Museum (Cesky Krumlov)
Diciembre 1, 2015
Museo del Comunismo (Praga)
Diciembre 15, 2015

Lenonitas en Praga (R.Checa, día 6)

 

Jueves, 30 de Julio 2015.

 

Nos levantamos temprano, era nuestro último día en Praga y aún teníamos pendientes lugares que visitar. Había dejado mis dos favoritos para el final, el muro de Lennon y el museo del Comunismo, así que dejamos el distrito 9 donde nos alojabamos para ir al centro en metro.

La tarde anterior habíamos llegado en tren desde el bonito pueblo de Cesky Krumlov a la estación central (Hlavní nádrazí). Cerquita de ésta encontramos una de las muchas sinagogas que hay en Praga. No tuve tiempo de ver el resto, pero la de Jerusalén se ha convertido en uno de mis edificios favoritos.Me quedé un buen rato alucinando con su fachada, parecía que algún personaje de cuento iba a salir volando sobre una alfombra por alguna de las bonitas ventanas. Fue lo único que pudimos ver porque estaba cerrada, pero he leído que hacen visitas nocturnas, exposiciones de arte y conciertos.

 

Fue construida cuando se demolió el gueto judío y desaparecieron tres templos, porque se consideraba Josejov un barrio peligroso. El proyecto del arquitecto vienés Stiassny fue aprobado por la Sociedad que financiaba su construcción tras rechazar otros dos (bastante más sobrios), quizá su mezcla de elementos moriscos y Art Nouveau, y la combinación de rosas, verdes y azules fueron la clave. Durante la 2 Guerra Mundial sirvió como almacén, algo que le sirvió para salvarse de ser destruida.

 

Cruzar el puente de Carlos fue realmente complicado por la cantidad de gente que había. Apenas pude apreciar sus esculturas ni las vistas, muchos puestitos de artesanos con cosas bonitas, un grupo que tocaba Billie Jean y en el que tuvimos que parar porque eran increíbles, y mil giros imprevistos para evitar salir en alguna foto de las tropecientas que se estaban sacando.

Es el monumento más famoso de Praga y comunica la Ciudad Vieja (Staré Mesto) con la Ciudad Pequeña (Malá Strana). Se cuenta que hay que pedir un deseo en la estatuta de San Juan Nepomuceno, éste fue arrojado al río Moldava desde este puente, por contrariar al rey Wenceslao IV en un asunto de nombramientos eclesiásticos.

 

La visita al Museo del Comunismo fue más larga de lo que habíamos previsto. Mereció la pena por la cantidad de reliquias y objetos de época comunista, además ver un museo sobre este tema hecho por un estaudounidense no deja de ser curioso.

 

En Mala Strana tuvimos que preguntar porque no había ninguna indicación para llegar al muro. No sirvió de nada porque todos eran turistas y tras dar unas vueltas por la zona, la música nos hizo de guía. Sonaba como no podía ser de otra manera un tema de John Lennon cuando llegamos al bonito mural de colores y recuerdos.

 

En los ’70 era llamado el Muro de las Lamentaciones, donde se dejaban mensajes de amor escritos con tiza. Pero tras el asesinato de Lennon (1980) se pintó su imagen y se inundó de letras de los Beatles y frases conocidas, para ir adquiriendo un tono más político. Protestas contra el régimen comunista, sueños y mensajes cargados de ganas de libertad de jóvenes chechos que volvían noche tras noche para desesperación de la policía, cansada de repintarlo de blanco. A finales de los ’80, aquí se reunían estudiantes disidentes que eran llamados por el gobierno lennonitas. Considerados alcohólicos, perturbados mentales y agentes de occidente.

Ahora es algo complicado encontrar frases con sentido entre muchas firmas gigantes y garabatos. El año pasado el colectivo artístico Prague Service lo repintó de blanco dejando solo escrito Wall is Over (Se acabó el muro) parodiando el War is Over de Lennon y coincidiendo con el 25 aniversario de la Revolución de Terciopelo. Ante algunas protestas su argumento fue dejar a el espacio libre para los mensajes de la generación actual.

 

Si hubiése tenido tiempo y más colores me hubiése quedado, pero el avión no esperaba y mi cuerpo me pedía un café antes de ir a recoger la mochila. Y ¿dónde mejor que en el Lennon Café?. Lo encontramos de casualidad, el gran portón de madera se abría justo en ese momento hacia un interior muy yellow submarine que no podíamos saltarnos. Nuestro viaje terminaba así, escuchando Imagine y soñando un mundo mejor nos subimos al avión. Se terminaba Praga, no pude conocerla tanto como para escogerla como mi ciudad favorita, pero sí que merece el título de mejor ciudad para ver arte y escuchar buena música en la calle. Quiero volver, pero la próxima en invierno.

 

 

 

 

 

 

6 Comments

  1. Carmen dice:

    Qué maravilloso Praga!
    Bonito recorrido, lástima que no encontrásemos el café de Lennon.
    Me llevé un disgusto enorme cuando leí en la prensa que habían pintado de blanco el muro, pero por suerte lo han repintado con toda la luz que tenía el antiguo. Guardo un bonito recuerdo de él.
    Un saludo
    Carmen

  2. Jose dice:

    Mira que llevo tiempo oyendo buenos comentarios sobre Praga y no había oído hablar sobre el muro… Una razón más para visitar está ciudad, a ver si pronto la puedo tachar de mi lista de “viajes pendientes” 🙂

    Un saludo

  3. Patri dice:

    ¡Me encanta ese muro! Ecléctico, mutante… Yo tengo una fotografía totalmente distinta. Y también dejé mi mensaje, claro 🙂
    Un abrazo y ¡qué ganas de volver a Praga!

  4. Vale, has conseguido engordar mi wish list viajera! Me encanto lo del muro de las lamentaciones! Y me imagino la de gente que habría para que os resultará hasta difícil cruzar el puente!

    • Maruxaina dice:

      Jajaja…esas listas interminables 🙂 Seguro que Praga te encanta,nosotros fuimos en verano y tiene muchísima vida en la calle, eso sí muuucha gente!!!Me gustaría volver en invierno porque tiene que ser precioso!!
      Un saludo!!

  5. […] una visita interesante que antecedía a una aún mejor. Nuestra siguiente parada era el muro de Lennon, un lugar lleno de color y música que despediría nuestra estancia en […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies