parallax background

Selçuk, atardecer en la tumba de San Juan. (Turquía, día 5)

Hierápolis, la sorpresa del viaje. (Turquía, día 5)
mayo 15, 2014
El Palacio Topkapi, un imprescindible en Estambul. (Turquía, día 7)
junio 7, 2014
 

Jueves, 13 de Octubre 2011.

Elegimos Selçuk por ser el pueblo más cercano para visitar nuestro siguiente destino y objetivo: Éfeso y la Biblioteca de Celso. No teníamos alojamiento pero fue bajar del dolmus y ya teníamos a varios chicos ofreciéndonos alojamientos y transporte.

La elección al azar entre ellos fue de lo más acertada. Unos minutos en coche y nos acomodamos en una preciosa casa, reconvertida en la Pensión Tuncay. Un patio con mesitas de madera, una bonita habitación y una gran terraza común que nos desveló el tesoro de la pequeña población turca.

 
 

Pensábamos quedarnos a descansar porque al día siguiente nos esperaban unas buenas caminatas entre ruinas, pero nos intrigaba lo que veíamos desde la ventana.

En recepción nos prestaron una guía olvidada por algún viajero francés, por lo que aprovechamos que aún no era temprano y salimos a investigar. Fuimos encontrando restos de épocas pasadas mientras subíamos por la colina de Ayasoluk. Quizá la cercanía de la famosa Éfeso ha relegado a Selçuk a ser un lugar de paso y sus tesoros no estaban demasiado cuidados.


 

Selçuk está a 3 kilómetros de las ruinas arqueológicas de Éfeso. Es una población tranquila de la provincia de Esmirna, en la región del Égeo, que nació cuando el puerto de Éfeso quedó inutilizado al desplazarse la linea de la costa hacia el mar.


 
 

La Fortaleza de Ayasoluk fue construída por los bizantinos y aunque queda poco de su interior, merece la pena subir hasta ella. Sus murallas y la Puerta de la Persecución son lo más destacado. Es la puerta de entrada y cuenta en un bajorrelieve un combate con Aquiles.

Durante la visita nos cruzamos con cinco personas, incluyendo el vigilante. El lugar era realmente tranquilo y pudimos disfrutar de la puesta de sol. La luz del atardecer daba a las ruinas un aspecto precioso y hacia juego con los naranjos que daban frutos para nadie.

 

Un discreto cuadrado en mármol hizo que nos enterásemos que allí descansaba San Juan. Uno de los doce apóstoles había terminado sus días en Selçuk, mientras extendía sus creencias y hacía de guardaespaldas de la Virgen María, que vivió en el camino qua hay hacia Éfeso.

Ambas cosas han convertido a Selçuk en una parada obligatoria en los tours biblícos que se realizan por Turquía. La pequeña ciudad vive del turismo, porque cuenta además con otro atractivo: el Museo Arqueológico. Una visita más que recomendable ya que cuenta con objetos y estatuas de los yacimientos cercanos, sala funeraria o la sala dedicada a Artemisa, la diosa más apreciada en las antiguas tierras de Asia Menor, conocida por su fertilidad.

 

Desde la fortaleza bajamos caminando hasta la mezquita que habíamos visto desde lo alto. Resultó ser la mejor conservada de estilo islámico de su época. La de Isa Bey es el ejemplo más antiguo, 1375, de mezquita con patio y columnas dentro..

Entramos pero solo al patio ya que era momento de rezo. No pudimos ver las bóvedas y azulejos de los que hos habló orgulloso un artesano que tenía una tiendecita allí cerca. Con él estuvimos hablando un buen rato, tenía cosas tan bonitas que me hubiese comprado la tienda entera, además la diferencia de precios con Estambul era abismal.

Mientras elegíamos qué llevarnos de recuerdo, intercambiamos opiniones sobre el país. Él recordaba a Felipe González y desconocía que en España hubiese habido una dictadura. Nos contó que en Turquía no estaban bien, pero que ya habían estado mucho peor, así que ahora debían conformarse y esperar a que las cosas mejorasen.

 
 

Volvimos al centro del pueblo, varias calles peatonales, tiendas y ningún turista a la vista. Nos sentamos en una terraza a tomar algo, con la magnífica vista de los restos de un acueducto bizantino y la compañía de un señor francés que llevaba varios años viviendo allí y no dudó en contarnos mil aventuras.

Algunas historias y demasiadas copas de vino en la mesa del aventurero después, nos despedimos para regresar a nuestra bonita habitación. Al día siguiente queríamos levantarnos temprano y evitar el calor y las excursiones para visitar Éfeso y su Biblioteca. Mi sueño viajero de nuestro viaje por Turquía.


 

8 Comments

  1. CompassTrip dice:

    Solo he tenido la oportunidad de estar en Efeso y comparto tu opinión. Es uno de mis sitios favoritos de Turquía, nos acerca tanto a la historia a través de las ruinas, sobretodo la biblioteca se conserva muy bien. Es recomendable 100%, tuve la oportunidad de ir en 2008 y no veo el momento de poder volver 🙂
    Un besazo viajera!

    • Maruxaina dice:

      Me encantan los sitios con mucha historia 🙂
      A mí tampoco me importaría volver a Turquía,tengo pendiente el paseo en globo por Capadocia!!
      Un beso y feliz lunes 😉

  2. Gaolga dice:

    Que agradable en la primera visita que hicieron asi sin gente y con esa luz de la tarde que tanto favorece a las fotos 😉

    Y que curioso, de lo que fotografiaste en la tienda de artesanias, algunas me recuerdan a las de Iran y los platos a Grecia, la mezcla entre los paises cercanos es inevitable 😀

    Saludos!

    • Maruxaina dice:

      Sí!!Lo de Selçuk fue todo un descubrimiento 🙂
      La tienda era preciosa….me lo hubiese traído todo!!
      Un saludo y gracias por la visita 😉

  3. GranPumuki dice:

    impresionante Efeso. Muchas gracias por el relato y el derroche de fotos del sitio. Tomo nota también de Selcuk para cuando pueda ser.

    Saludos
    GranPumuki

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Gracias a tí Enrique. A mí me hizo mucha ilusión conocer sitios tan históricos. Si aún no has ido te lo recomiendo sin duda.
      ¡Un saludo!

  4. Desde luego, el de Efeso es uno de los recintos arqueológicos mñas extraodinarios del mundo. Lo visitamos hace ya 20 años y es de los primeros grandes recuerdos viajeros.
    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies