preloder
parallax background

Navidades en Alemania. Curiosidades, celebraciones y costumbres.

Cementerios del Mundo.
noviembre 29, 2020
Mi Italia de la A a la Z.
marzo 28, 2021
 

No soy muy navideña y nunca pensé escribir sobre estas fiestas...Pero estoy leyendo y viendo tantas curiosidades en la Navidad Alemana que me apetece compartirlas con vosotras.

Desde hace unos años, cogimos la buena costumbre de viajar para evitar luces y villancicos. Ya que tenemos la suerte de poder estar con la familia todo el año. Salvo una vez que fuimos a Budapest, Marruecos era nuestra escapada final del año. Sin tiempo, sin compromisos, sin locura consumista ni grandes cenas.

Hay distintas tradiciones según la región alemana, yo hoy os cuento las comunes a todo el país y lo que he ido viendo las últimas semanas en Brandenburg an der Havel.

 

DECORACIÓN

Sea cual sea el motivo a los alemanes les encanta decorar. Y hemos visto cómo adornaban sus casas para dar la bienvenida al otoño, para celebrar Halloween y ahora para Navidad.

Desde octubre los motivos navideños invaden las tiendas y supermercados. Y desde principios de diciembre los famosos mercadillos navideños ofrecen todo lo necesario para los entusiastas de esta época del año.

Encontramos adornos para el árbol, para la casa como manteles o velas, también una enorme variedad de elfos, duendes, papa noeles o renos de todos los tamaños, ropa con motivos navideños e infinidad de dulces.

En las ventanas no faltan las flores de Pascua (rojas, amarillas o naranjas) y pegatinas con dibujos de muñecos de nieve o coloridos regalos. Mientras que las puertas son adornadas con coronas, botas de tela o manualidades hechas por los más pequeños.


 

 

El Adventskalendar es de las primeras cosas que se colocan en cualquier casa alemana. El Calendario de Adviento empieza el día 1 de diciembre y termina el 24, fecha en la que llegaría el niño Jesús.

Se trata de una costumbre germana para ir descontando los días del mes hasta Nochebuena. Cada día esconde tras una ventanita un dulce, antes eran hechos por los padres/madres pero cada vez más son quienes los compran ya hechos.


 

 

También al iniciarse diciembre se pone la Adventskranz, o corona de adviento, en la mesa del comedor o salón. Está hecha con ramas de pino o abeto con la creencia de que ahuyentan a los espíritus malignos y atraen la llegada de la primavera. En el centro se colocan cuatro velas rojas que se irán encendiendo una cada domingo del mes, permaneciendo encendidas hasta el día 24.


 

 

FECHAS IMPORTANTES

La primera fecha señalada en la Navidad alemana es el 5 de diciembre. Esa noche el protagonista es Krampus, un personaje mitad cabra, mitad demonio que visita las casas para reprender a los niños malos.

Según la tradición se trata del hijo de Hel, dios de la mitología nórdica, quien sonando sus cadenas y campanillas azota con ramas de abedul a los pequeños. Si no cambian, se los lleva al inframundo. La iglesia católica lo prohibió durante años por sus escandalosas y terroríficas celebraciones. Mientras el motivo para los nazis fue que se trataba de una creación socialdemócrata. En la actualidad se celebra, además de en Alemania, en Austria, Hungría o la República Checa.

Además de la Krampusnacht (la noche de Krampus) se celebra por la tarde la Krampuslauf. Una peculiar carrera en la que hombres disfrazados de la bestia, con máscaras, cuernos y garras, persiguen a los niños por las calles. Los vídeos que he visto dan miedito y me han recordado de alguna manera los peliqueiros del Entroido gallego.


 

 

Para recuperarse del susto, el día 6 se celebra el Nikolaustag, el día de San Nicolás. Por la mañana los niñ@s encontrarán sus regalos en los zapatos o botas que hayan dejado en la puerta o en la chimenea.

El origen de esa costumbre viene de muy lejos, en tiempo y lugar. Cuenta la leyenda, que un pobre hombre tenía que vender a sus hijas a un prostíbulo por no poder casarlas al no disponer de dote. San Nicolás al enterarse no dudó en darle unas monedas para evitar la desgracia y salvar a las jóvenes. Y lo hizo tirando el dinero por la chimenea de ahí la famosa tradición.

El joven Nicolás heredó una fortuna al morir sus padres, la repartió entre los pobres e ingresó en un monasterio. Su paso de monje a obispo fue de lo más casual. Tras visitar Jerusalén, paró en Anatolia (la actual Turquía), en un pueblo donde se estaba eligiendo obispo. No se ponían de acuerdo y decidieron que el primero que entrase ocuparía el cargo. Así se convirtió en Sankt Nikolaus allá por el siglo IV con su mitra, cruz en el pecho, túnica roja y báculo.

Cuando la tradición llegó a Estados Unidos de la mano de emigrantes europeos, los americanos le cambiaron el gorro, eliminaron los elementos religiosos y lo empadronaron en el Polo Norte. Nacía así Santa Claus o Papa Noel como lo conocemos en España.


 

 

El día 24 de diciembre es laborable como en España, aunque las tiendas cierran a mediodía y como tarde a las 17 se termina la jornada laboral. La Nochebuena (Heiligabend) tiene también carácter muy familiar. Hay representaciones navideñas, van a misa (Christmette) y es el día en el que muchos colocan el árbol navideño.

El Tannenbaum no falta en las casas alemanas, incluso hay quienes ponen más de un árbol. Y no de plástico, que está mal visto, sino natural ya que luego son reciclados. En Berlín por ejemplo, los árboles no vendidos se donan al zoo como alimento para elefantes mientras que los recogidos en la basura (350.000 cada Navidad) generan energía para muchos hogares berlineses.

La tradición es que sean los padres quienes lo adornan, algunos incluso con tren eléctrico y casa de muñecas, para darles la sorpresa a los niños a medianoche. Es el momento de abrir los regalos (Bescherung) que son dejados no por Papá Noel, sino una figura alada, con túnica blanca y corona de oro, pero sin un rostro concreto.

El primer árbol como elemento navideño se colocó en Estrasburgo (Francia) cuando la ciudad pertenecía a territorio alemán. Se decoraba con manzanas, nueces y velas. Y cuenta la leyenda que fue Martin Lutero quien le añadió las luces. Tras ver un árbol iluminado por la luna, le gustó la idea y puso unas velas al que tenía en casa.


 

 

Y por fin llega la Navidad pero con la diferencia que en Alemania ¡dura dos días! El 25 y el 26 son festivos, días familiares para comer, beber y descansar. Así existe el Erster Weihnachstag que es el Primer Día de Navidad y el Zweiter Weihnachstag o Segundo Día de Navidad.

Buscando información he leído que en Reino Unido también es fiesta. Se llama Boxing Day por la tradición de abrir cajas/donativos en las iglesias el día después de Navidad. Aunque el nombre también podría deberse a la costumbre de ir a devolver los regalos de Nochebuena.


 

La última noche del año se celebra normalmente con amigos, se trabaja también hasta primera hora de la tarde y la mayor diferencia con respecto a España es que no se comen uvas. Ni tampoco es habitual que los más pequeños permanezcan despiertos para dar la bienvenida al nuevo año.

El 31 de diciembre lo más famoso en el país son sus fuegos artificiales. Una tradición basada en la creencia de que los ruidos de petardos y fuegos ahuyentan a los fantasmas, malos espíritus y demonios y propician un año nuevo tranquilo.

En Alemania la pirotecnia está prohibida el resto del año, por ley hay días específicos para comprar esos artículos (en la foto podéis ver algunos ejemplos de lo que venden en el súper) y sólo está permitido tirarlos entre el 31 y el 1 de enero. Así la gente se vuelve loca y desde la tarde se sale a la calle para "disfrutar" de los ensordecedores ruidos.


 

 

La Silvesternacht, la noche de San Silvestre, reúne en Berlín a un millón de personas en la Puerta de Brandenburgo para ver el espectáculo. Además hay conciertos, puestos de comida y bebida para recibir el NeuJahr o Año Nuevo.

Y como en toda fiesta no pueden faltar los brindis. En vez de "Chin-Chin" se dice Prost que sería algo así como "Que te sea útil". Y es importante mirar a los ojos y no beber antes de "chocar las copas" (que como no también tiene palabra en alemán: Zuprosten) ya que se considera de mala educación.

Y después de los excesos llega Año Nuevo. Un día para descansar y sacar del armario los juegos de mesa, pero hay dos tradiciones curiosas para el 1 de enero. Por un lado se regala a los seres queridos algún detalle relacionado con la suerte. Lo que sea con forma de trébol, mariquitillas, deshollinadores o cerdos para mostrar los mejores deseos para el año que empieza.

Pero más curioso que regalar un cerdo me resulta la BleigieBen, que significa literalmente "fundir plomo". Los supersticiosos alemanes derriten una figurita de plomo encima de una cuchara con una vela, luego lo vierten en un bol de agua fría y la forma que adopta al endurecerse es interpretada como un mensaje para el futuro. Lo mejor es que te venden el kit en las tiendas con una lista de significados incluida, en la que la rana va unida a la lotería y una espada indica la valentía.


 

 

Y no me olvido de los Reyes Magos pero en Alemania sólo se celebra en tres estados: Baviera, Baden-Wurtemberg y Sajonia-Anhalt. En el resto del país es un día laborable, incluso en Renania del Norte-Westfalia donde se supone que están enterradas las famosas majestades de Oriente.

El Dreikönigstag (Día de los RRMM) tiene como protagonistas a los niños como en España pero con la diferencia que aquí no hay regalos ni se hacen comidas familiares. Los más pequeños de las parroquias católicas van de casa en casa cantando villancicos, vestidos con túnicas blancas, coronas y portando una estrella por eso se les llama Sternsinger(Cantores de la Estrella)

El dinero recaudado se emplea en fines sociales y es una forma de hacer ver al niñ@ que puede ayudar y aportar al mundo en el que vive. La Canciller y el Presidente de la República (Angela Merkel y Frank-Walter Steinmeier actualmente) reciben la mañana del día 6 a un grupo de estos niños como muestra de su apoyo a esta iniciativa católica.


 

GASTRONOMÍA

Y no puedo terminar sin contaros algo sobre la gastronomía alemana en Navidad. Lo principal estos días es que el horno funcione bien para asados y dulces. Mucho alcohol en la nevera y, a diferencia de Miña Terra Galega, cero pescado o mariscos.

En Nochebuena la cena es bastante sencilla. He leído que en honor al ayuno cristiano que se hacía desde el 11 de noviembre hasta el 24 de diciembre. Pero también por ser un día medio laborable, en el que colocar el árbol, comprar los últimos regalos e ir a la misa del gallo, por lo que no hay mucho tiempo para cocinar grandes platos.

El menú clásico se basa en salchichas blancas y Kartoffelsalat, una ensalada de patatas y col muy común en Alemania. La carpa (Weihnachtskarpfen) también era habitual, por esa tradición cristiana, pero una encuesta realizada en 2016 reveló que el plato más popular para el día 24 en el país siguen siendo las salchichas.

Para compensar los días 25 y 26 de las cocinas salen platos más contundentes. Lo más típico para comer es algún tipo de asado, sobre todo Weihnachtsgans: ganso acompañado de albóndigas de patata, manzanas asadas y ensalada de pepino.

Y para las últimas comidas del año es común que la guarnición de los platos principales sea con zanahorias y col morada ya que según la tradición asegurarán los alimentos en la despensa para el año nuevo. También es habitual en la cena de fin de año dejar algo en el plato para propiciar la abundancia del año que da comienzo.


 

 

Los postres merecen un apartado especial. Creo que por lo general es un país al que le gusta mucho el dulce y en esta época las estanterías se llenan de chocolates, mazapanes y mil tipos de galletas que harían la delicia de los más golosos. Os describo algunos:

*Spekulatius.- son unas galletas típicas para tomar antes del día 25. Muchas casas se convierten en fábricas de galletas y las guardan en latas. Durante los años de guerra no estaban al alcance de todos y se comían principalmente los domingos de adviento.

Las imágenes que representan las galletas cuentan la historia de Santa Claus y su olor es inconfundible ya que entre sus ingredientes están especias como el cardamomo o la nuez moscada.

*Plätzchen.- más galletas, estas de forma plana y espolvoreadas con azúcar. Cada casa tiene su receta y es típico regalar una caja a amigos o familiares. Las más clásicas son con forma de renos, muñecos de nieve o estrellas.

*Lebkuchen.-el pan de jengibre es imprescindible en esta época e inundan los mercados navideños. Su forma varía según la región, siendo los más típicos los Lebkuchenherzen: en forma de corazón.

*Stollen o Christstollen.- un postre que encontraremos en cualquier pastelería y en cualquier mesa alemana. Es un pan de pasas y frutos secos, hecho con huevos, azúcar, mantequilla y aromas de naranja y limón. A mí me recordó al Panettone pero el bollo alemán está cubierto de un azúcar glas que pretende evocar al niño Jesús envuelto en pañales.

Y para poder digerir estos y otros postres los alemanes beben Glühwein. El famoso vino caliente que sirve también para combatir el frío de diciembre. La base es el vino tinto, azúcar y especias. Su origen es medieval y la receta será algo distinta según en la zona alemana que nos encontremos.


 
 

Y hasta aquí el paseo navideño por Alemania. Sin duda a mí lo que más me ha alucinado es la decoración y la cantidad de adornos y trapalladas que se compran. Este año, como en todas partes, serán un poco diferentes debido a las restricciones ya que no hay mercadillos navideños (¡¡¡¡¡Ohhhhhhh!!!!) ni tampoco fuegos artificiales (¡¡¡¡¡Biennnnnnn!!!!)

Me encantará conocer qué tradiciones o costumbres tenéis en estas fechas. Vuestra experiencia pasando las Navidades en otro país, si os gustan tan poco como a mí o si sois súper navideños. ¡Os leo!

Termino el post deseándoos lo mejor para el año próximo. Seguro que el 2021 es...Diferente. Pero esperemos que sea más tranquilo y podamos recuperar, al menos un poquito, lo que hemos perdido en este 2020.

¡¡¡MUY MUY FELIZ 2021!!!

11 Comments

  1. Luz E. dice:

    ¡Me encanta conocer las tradiciones navideñas de otros países! Te confesaré que no conocía casi ninguna de estas tradiciones navideñas en Alemania, me llama la atención que estando “tan cerca”, sea tan diferente, en cierta medida, entre otras cosas por que no concibo una Navidad sin Reyes, es casi mi única celebración. Como curiosidad, además de coincidir con en “boxing day”, en Mallorca la Navidad también dura dos días 😉 La tradición dice que el 26 es el día de San Esteban, y se celebra comiendo sopa de Navidad (gallets grandes rellenos), aunque no siempre ha sido festivo. En la práctica, mis compañeros me contaron que este día empezó a ser festivo a principios de los 70, cuando había mucha población de Mallorca que era de la península, y alargaba la vuelta a la isla un día. ¡Un abrazo!

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Hola guapa,
      ¡Gracias por el apunte! Sabía que el 26 era festivo en Cataluña pero no en Mallorca 🙂
      Sí que hay muchas cosas diferentes, a mí también me llama mucho la atención la falta de los Reyes, pero creo que España es de los pocos que celebra ese día con regalos y comida/cena familiar.
      Imagino que vosotros viviríais algunas Navidades en Londres con “boxing day” incluido ¿no?.
      ¡Un abrazo!

      • Luz E. dice:

        ¡Muy curioso si! Pues la verdad es que no, las tres Navidades que “pasamos· allí, nos volvimos a España/Italia con la familia, así que solo de oídas 😉

  2. Muy interesante conocer las diferencias culturales de un país tan cercano. Sin lugar a dudas me quedo con lo de que tengan un segundo día de navidad xD. Por lo general veo que tenemos costumbre muy parecidas, quitando lo del Krampus. Nosotros este año hemos puesto el calendario de adviento por primera vez. Paula, que es medio artista, hizo uno, y así cada día teníamos una sorpresa dulce.
    Un saludo y que lo paséis muy bien en estas fechas.

    • Maruxaina Bóveda dice:

      ¡Hola Rafa!
      Pues Paula triunfaría en Alemania, están muy valorados los calendarios hechos a mano.
      Sí que hay curiosas diferencias, yo me quedaría con cenar poco en Nochebuena y con la decoración hortera y excesiva 😛 Lo que no me gusta nada es su locura por los fuegos artificiales, ¡¡demasiados!!
      Un abrazo y nuestros mejores deseos para el 2021.

  3. ¡Nos ha encantado este post! Cuántas tradiciones y cosas curiosas hemos aprendido… Aunque algunas ya las conocíamos, como lo del Boxing Day o quemar metal para predecir el futuro según la forma que adopte…

    Eso sí, nos ha llamado mucho la atención que se den los regalos por San Nicolás y que el día de Navidad en Alemania se celebre durante el 25 y 26 de diciembre. ¡Menudo empacho deben cogerse con tanto comer! 😉 Y lo que más nos ha gustado (y ojalá se hiciera aquí en España) es la recuperación y reciclaje de los árboles de navidad para generar energía o para alimentar a los animales. ¡Qué gran iniciativa! Aunque nosotros seguimos apostando por el árbol de plástico (llevamos con el mismo más de 10 años y está como nuevo) y los adornos sin luces eléctricas. 😉

    ¿Has puesto en práctica algunas de estas tradiciones?

    Saludos y feliz año nuevo.

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Hola Dinkys,
      Muchas gracias, me alegra que os haya gustado 🙂
      Los regalos en San Nicolás me parece una idea genial para poder disfrutar más tiempo de los regalos los más pequeños y sí, dos días de fiesta y comilonas. Menos mal que en enero ya no celebran reyes…
      Como decís, ojalá se copiase aquí la idea de reciclar los árboles de alguna manera. En casa de mi madre también ponemos el mismo árbol del plástico desde hace ni me acuerdo y nuestro Belén es con Barriguitas y muñecos de Pin y Pon 😛
      Este año no hemos adoptado ninguna tradición, salvo comer galletas a millones, pero sí me animaría a lo de quemar metal o a regalar un pequeño detalle el día de año nuevo. ¡Las próximas navidades sin falta!
      Un abrazo y lo mejor para este 2021.

  4. Rubén dice:

    Me ha encantado el post y he aprendido mucho. Había oído hablar de Krampus y, por supuesto, de San Nicolás pero no conocía su historia ni el motivo de su tradición. Yo recuperé toda mi ilusión navideña cuando recorrí los mercados en Alemania, me hicieron disfrutar muchísimo de sus tradiciones y me había propuesto viajar siempre a Alemania durante la época de Adviento. Este año no he podido cumplirlo pero ahora que llega una pequeña integrante al equipo viajero, me parece más que necesario mostrarle todas estas tradiciones. Un abrazo y feliz año 2021.

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Hola Rubén,
      Muchas gracias por tu comentario 🙂
      Sé lo que te gustan las navidades alemanas así que me alegra haberte descubierto algo más. Quién sabe si las fiestas de 2021 podéis celebrarlas en familia en Alemania. Sería un buen inicio para la pequeña viajera.
      Un abrazo y lo mejor para este nuevo año.

  5. Kris dice:

    Me has vuelto a llevar a la Navidad alemana con tu post. Estuvimos hace un par de años recorriendo Baviera y sus mercados y descubrimos entonces muchas de las costumbres de las que hablas. Una de las que más me gustó fue la corona de Adviento con sus cuatro velas. Ahora me voy fijando y he descubierto que incluso en España existe esa tradición y se pueden ver en algunas iglesias. Sobre la comida navideña, la verdad es que no es muy especial, lo que comen todo el año y los dulces, pues mira, me quedo con los españoles. Y yo creo que los alemanes también, he regalado varias veces turrón y polvorones y tienen un éxito tremendo entre los germanos. La verdad es que no me extraña que te estés contagiando un poco de ese espíritu navideño, y eso que este año no debe ser el mejor para ello.
    Un abrazo y felices fiestas.

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Hola Cris,
      Recuerdo vuestro viaje 🙂
      Yo conozco en España gente que coloca la corona de Adviento por motivos religiosos. Personalmente me parece muy bonita al igual que los calendarios hechos en casa.
      Para mí que no soy nada navideña, mejor que este año hay sido un poco “light”. Quizá para las próximas navidades me anime y decore la casa “a lo alemán”.
      Un abrazo guapa y lo mejor para el 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies