preloder
parallax background

6 Razones para visitar Cagliari.

Curiosidades de Oporto. Un paseo diferente por la ciudad del Duero.
abril 21, 2019
El Palacio de Cecilia. Un día en Potsdam (Alemania)
mayo 6, 2019
 

Cagliari fue la sorpresa viajera con la que cerramos el pasado año. Una ciudad de lo más completa e interesante con una buena lista de lugares que ver en la capital de la isla de Cerdeña.

Nos recibió tranquila en diciembre, lejos de las multitudes veraniegas y con pocos turistas. Elegida Ciudad Europea de la Cultura en 2018, Cagliari es perfecta para recorrer a pie y olvidarse del coche. Caminarla sin prisas y disfrutar sus encantadores rincones y callejuelas. Además por su ubicación es perfecta para conocer el sur de la isla.

En el artículo de hoy os cuento algunas razones para que incluyas Cagliari en tu agenda viajera. Ponte calzado cómodo, prepara la cámara de fotos y ten a mano bolígrafo y libreta, o buena memoria. Los cagliaritanos son un pueblo amable y al que le gusta hablar, por lo que si les das oportunidad llenarán tu diario viajero de historias.


 

Una ciudad con un rico pasado.

 

Cagliari fue escenario de importantes capítulos de la historia. Su posición de ciudad costera se revela en las influencias culturales y así, paseando por sus calles, descubrimos restos romanos, torres medievales, fachadas color pastel, iglesias románicas y jardines con palmeras.

El Bastión de Saint Remy es uno de los monumentos más importantes de la ciudad. Inaugurado en 1901 su estructura destaca por sus columnas, la piedra blanca y amarilla, y la terraza Umberto I. Fue construido sobre la fortificación medieval y sus amplios espacios fueron empleados como sala de banquetes, enfermería o refugio durante la Segunda Guerra Mundial.

El Anfiteatro romano excavado directamente en la roca de la colina podía albergar a diez mil espectadores. Es el edificio romano más importante de Cerdeña y en él se celebraban tanto combates entre gladiadores como ejecuciones capitales.



 

El Castillo de San Michele vigila aún desde lo alto de la ciudad. Y en el Casco Viejo se mantienen las murallas, estrechas callejuelas y elementos medievales como la Torre de San Pancracio. Construida en piedra y con escaleras de madera, tiene 36 metros de alto y permite una vista 360º de toda la ciudad.

Y como en toda Italia si os gustan las iglesias no faltarán. La catedral de Santa María tiene una preciosa fachada, modificada en 1930 siguiendo el modelo del Duomo de Pisa. El interior destaca por el mármol policromado y por custodiar una espina de la corona de Jesús.


Disfrutar de sus playas.

 

Cerdeña es conocida por sus playas de aguas transparentes y en verano es de los destinos más visitados del Mediterráneo. El norte de la isla es más turístico con playas de chiringuitos y tumbonas. Ricos y famosos han hecho de Costa Esmeralda su lugar de vacaciones, pero tranquilos que la costa nos regala más de trescientas playas para elegir.

En la capital, los cagliaritanos disfrutan de la playa del Poetto. Casi ocho kilómetros de arenal, desde el barrio de Santa Elena hasta la Silla del Diablo, para llevar mejor las altas temperaturas del verano.

Cuenta la leyenda que Lucifer durante la batalla contra el arcángel Miguel, cayó de su silla y ésta dio lugar al promotorio desde el que se divisa la playa. Es sin duda uno de los lugares más visitados de Cagliari.


 

 

La mejor forma de llegar a Poetto es en transporte público. Sobre todo en verano he leído que intentar aparcar el coche es una auténtica odisea. Los autobuses, señalados además de con el número con la letra P, pueden cogerse en Via Roma o Piazza Matteotti.

Cementerio de Bonaria

 

La visita al Cementerio de Bonaria ya es motivo suficiente para conocer Cagliari. Aún si no os convence la idea de visitar un cementerio, el Monumental de Bonaire es un auténtico museo escultórico al aire libre.

Treinta años después de su inauguración ya fue necesario ampliarlo hasta que se alcanzó la cima del cerro sobre el que se sitúa.


 

 

Las capillas familiares pertenecen a ilustres cagliaritanos, con decoraciones propias de un alto nivel adquisitivo. Los mejores artistas sardos y de la península italiana trabajaron en las bellas esculturas repartidas por el cementerio. Se mezclan varios estilos pero el realismo de algunas obras es realmente increíble. Uno de los conjuntos de arte funerario más bonito que he visitado.


 

 

La Basílica del mismo nombre y el parque son otros dos buenos motivos para acercarse al barrio de Bonaria. Una zona residencial en la que poder escaparnos del bullicio del centro de Cagliari.

Saborear la gastronomía sarda

 

En Cerdeña encontramos los ricos platos de la cocina italiana a los que sumamos los típicos de la gastronomía sarda. La ubicación de Cagliari y su importante puerto hacen que el pescado fresco esté asegurado en cualquier menú. Donde tampoco faltarán los quesos, el aceite de oliva y los golosos postres.

Hay dos platos de pasta típicos de la isla: los culurgiones y los malloreddus. Los primeros son similares a los ravioli pero con forma triangular, rellenos de patata, menta y queso pecorino. Mientras que los segundos, conocidos también como gnocchetti sardi, tienen ragú de salchicha, albahaca y queso.

Los más carnívoros probarán seguro el porceddu, un lechón de corta edad que se prepara asado. Mientras que si sois amantes del pescado las parrilladas de sepia, sardina o dorada son de lo más habituales.


 

 

Si os gustan los mercados os recomiendo visitar el de San Benedetto. Es el Mercado Cívico cubierto más grande de Europa, con ocho mil metros cuadrados y casi 250 trabajadores repartidos en dos pisos.

Fue abierto en 1957 en sustitución del antiguo mercado, situado en el barrio de la Marina, y es ya parte de la historia de Cagliari. El ambiente es de lo más auténtico, un trajín continuo de idas y venidas por pasillos llenos de puestos.

La planta de la pescaderia muestra al sardo en estado puro. Vendedores gritando sus productos, señoras haciendo la compra del día y curiosos como nosotros entre atunes gigantes, mejillones y mariscos que nos recordaban a Galicia.


 

Ciudad de los Museos

 

En Cagliari, los principales museos están en el recinto llamado la Cittadella dei Musei. Situado en la parte alta de la ciudad, en el barrio del Castillo, la antigua sede del Arsenal alberga importantes tesoros artísticos.

La gran sorpresa fue el Museo de Arte Siamés. Éste cuenta con una impresionante colección de piezas del Sudeste Asiático, armas, monedas, pequeñas miniaturas de dioses, objetos de la vida diaria, porcelana china...Todo fue donado por Stefano Cardu, marino y viajero cagliaritano del siglo XIX, que durante años vivió en Bangkok.


 

 

Mientras que el Museo Arqueológico Nacional es el más importante del mundo por su colección relacionada con la civilización nurágica. Ésta habitó Cerdeña durante ocho siglos dejando sus construcciones repartidas por toda la isla.

Nada menos que en el año 1800 fue propuesta la idea de crear el museo para albergar el importante patrimonio artístico que poseía el territorio sardo. Varias plantas que darían para varias horas de visita, un recorrido por la historia de la isla, desde el Neolítico hasta la Edad Media.


 

Excursiones cercanas

 

Si dispones de tiempo suficiente, desde Cagliari hay varias visitas que pueden hacerse en el mismo día. Nosotros nos movimos siempre en transporte público, con menos frecuencias que en verano imagino, pero entre el autobus y el tren llegamos sin problemas.

Había muchas opciones y elegir no fue fácil. Finalmente añadimos tres planes a nuestros días en la capital, os cuento:

*Los restos arqueológicos de Nora: Los fenicios escogieron este lugar en el siglo VII a.C, a pie de playa y con buenas comunicaciones. Es una de las ciudades más antiguas de Cerdeña y la visita, siempre guiada, muestra preciosos mosaicos, viviendas y un teatro de la época romana de Nora. Muy muy recomendable si como a nosotros te gustan las piedras con historia.


 

 

*La ciudad minera de Carbonia: A casi setenta kilómetros de Cagliari, en la región de Sulcis, visitamos sus principales atractivos: la mina de carbón que dio nombre al pueblo, el Museo de Paleontologia y el Museo Arqueológico Villa Sulcis.

La visita al Museo del Carbón es muy interesante. Con recorrido por los túneles y una exposición en la nave central del complejo, con paneles explicativos, objetos personales de los mineros, fotografías de la época.

La ciudad nació en 1938. ¿Tarde verdad? Pues porque fue creada bajo mando y decreto del dictador italiano Benito Mussolini. Carbonia era la principal fuente de suministro energético de Italia, al igual que lo fueron Asturias y León para el resto de España, hasta que la mina se cerró en los años setenta.



 

*San Sperate, el pueblo lleno de arte: Un artista hizo que este pueblo del interior de Cerdeña se convirtiese en un museo al aire libre atrayendo visitantes de todo el mundo. Giuseppe Sciola, conocido como Pinuccio, tras estudiar y viajar por Europa, llevó a su pueblo la técnica muralista que había cruzado el Atlántico desde México.

El resultado es un festival anual para decorar las calles y varios caminos de diferentes colores para seguir el itinerario por los más de 300 murales de San Sperate. Las pequeñas casas también están adornadas de forma original con viejos utensilios de labranza, redes, figuras de metal o coloridos tiestos.


 
 

¿Os ha gustado?. ¿Os ha sorprendido Cagliari tanto como a mí?.

La ciudad es la puerta de entrada perfecta para descubrir la isla de Cerdeña. Y no sólo merece la pena por sus playas, como destino de verano. Las civilizaciones que han pasado por sus tierras dejaron una huella de lo más interesante: cartagineses, romanos, bizantinos, árabes, aragoneses ya la eligieron como su casa en el Mediterráneo.

Nosotros volveremos seguro, porque si Cagliari nos gustó tanto, el resto de la isla seguro que nos encanta.


 


ORGANIZA TU VIAJE A CAGLIARI:

Reserva tu vuelo Te recomiendo poner una alarma del destino elegido, así recibirás en tu mail las ofertas cuando varíen los precios.

RESERVA TU ALOJAMIENTO Si quieres un descuento de 15 euros para próximas reservas en Booking aquí te cuento cómo.

BUSCA ALGÚN PLAN Hay muchas actividades para hacer en Cagliari. ¡Tu eliges!

15 Comments

  1. Luz E. dice:

    Me han encantado tus razones para visitar Cagliari. Ya tenía las mías, y es que no se que les veo a la ciudades de las islas… que me encantan, tienen algo que en tierra firme no encuentro. Conocía la silla del diablo y de hecho estoy deseando conocerla pero no conocía la leyenda (este San Miguel se ha paseado por todo Europa inspirando leyendas haha). Ya tengo más motivos para querer visitar Cagliari, espero poder hacerlo muy pronto.

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Hola Luz,
      Es que los Santos eran muy viajeros, nosotros nos hemos “encontrado” a San Juan por varios sitios ya 😉
      Cagliari os gustará, es una ciudad con encanto viejuno, mucha historia, playas para desconectar y una gastronomía que…¡Qué os voy a contar a vosotros!
      Además estáis cerquita así que no lo dudes. Un abrazo.

  2. Pues sí, me ha sorprendido tanto como a ti, aunque ya me esperaba que tuviese mucho por ver.

    Lo que más conocía de la isla eran sus playas y no es que me llamen mucho la atención, soy 0 playera. Pero toda la historia que nos has explicado sobre la ciudad y su gastronomía- que conozco de buena mano, es fantástica- son excusas suficientes como para visitar Cagliari.

    Por cierto, en Castelló hay un pueblo, Fanzara, donde cada año hacen un festival de arte urbano, el Miau (Museu inacabat d’art urbà). Tengo delito porque todavía no lo he visitado…

  3. Javi dice:

    La verdad es que nunca me había planteado visitar Cerdeña, pero tras leerte, me lo voy a tener que replantear.

    Me ha parecido especialmente interesante la parte del legado histórico, y más concretamente, el anfiteatro. Debía de ser un espectáculo verlo lleno.

    Un abrazo, y sigue haciéndonos viajar a través de tus relatos 😉

  4. alvientooo dice:

    Menudo post más completo, imagino las visitas desde el Castillo de San Michele pero sin duda me has conquistado con el San Benedetto, ya sabes que me encantan los mercados y vivir las ciudades a este ritmo. Apuntado este lugar para ver a los pescaderos en plena acción y probar sus productos.

  5. Siempre habíamos asociado Cerdeña a bonitas playas con aguas de color turquesa pero no pensábamos que hubiera mucho más que hacer en la isla… Con tu post hemos descubierto que Cagliari es un buen lugar para comenzar a descubrir todos los encantos que guarda la isla.

    Echaremos un ojo a los vuelos para este verano, porque nos ha llamado la atención como destino de vacaciones.

    Saludos.

  6. Cristina dice:

    Oye, pues me parece muy chulo el recorrido que nos muestras. Le voy a pasar el post a una amiga que irá para allá en breve. No tenía ni idea de que Cagliari tuviera tantas cosas interesantes. Lo de la ciudad fenicia de Nora y la pasta alle sarde (como en Sicilia), me ha encantado.

    Un abrazo.

  7. A nosotras también nos sorprendió, y mucho, cuando la conocimos el verano pasado. Fue una de las paradas de nuestra semanita sarda y, aunque no hicimos noche, sí dedicamos casi un día entero a pasearla. El cementerio no lo visitamos (aunque sean muy chulos y especiales siempre nos da mucha cosita, jejeje) pero sí le dimos una buena pateada y conocimos su restos romanos. El Anfiteatro nos encantó, no esperábamos que fuera tan grande, la verdad. El mercado queríamos haberlo visitado pero al ser agosto estaba bastante petadete y no entramos, jejeje.

    Cagliari es una auténtica sorpresa sarda, sí señorita. ¡Coincidimos contigo al 100%! 😉

    Un abrazote,

  8. Patri Rojas dice:

    Bueno ya sabes con qué me quedo ¡con el cementerio! Con lo que me gusta a mí visitar camposantos históricos… La verdad le tengo ganas a Cerdeña, estuve mirando el año pasado vuelos con mi hermana para hacernos una escapada pero estaban ya por las nubes… Por cierto me he acordado de una curiosidad al leerte, de un monasterio que visité hace poco en la provincia de Valladolid, el de la Santa Espina, que también tienen una espina de la corona de Cristo en una hornacina de cristal como reliquia porque se la regaló Carlomagno, deben de estar repartidas por el mundo de la Cristiandad 😉
    Un besazo y sigue viajando y contándolo

  9. Kris dice:

    ¡¡Muchas y buenas razones las que nos has dado para visitar Cagliari, debe ser estupenda en cualquier época, pero esa playa de 8 kilómetros, dan ganas de ir en verano para disfrutar de ese arenal. Con lo del cementerio me has ganado, soy fan de los camposantos y este tiene muy buena pinta, seguro que hay montones de tumbas tan llamativas como la de tu foto. Y sobre la gastronomía sarda, soy super fan. En Madrid hay un pequeño restaurante sardo y me gusta mucho ir de vez en cuando, todo es sencillo y sabroso a la vez.
    ¡Un abrazo!

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Buenas guapa,
      Como dices Cagliari es un buen destino para todo el año. En verano hay mucha más gente, así que para disfrutar de las playas te recomiendo septiembre o incluso octubre.
      El cementerio te encantaría, para mí es de los mejores que he visitado. Y tomo nota de ese restaurante sardo en Madrid, habrá que probarlo 🙂
      Un abrazo.

  10. Pues creo que es la primera vez que leo algo de Cagliari y la verdad es que tiene muy buena pinta! Nos encanta la pasta, de manera que los culurgiones y los malloreddus ya supondrían un buen motivo de viaje. Pero lo que más me ha llamado la atención es esa figurilla del museo que parece una venus paleolítica y los mosaicos de Nora. Somos frikis de los mosaicos romanos y la verdad es que no había oído hablar de este lugar.

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Hola Jordi,
      Gracias por tu comentario. Estoy segura que Cagliari os encantaría. Yo también desconocía los mosaicos de Nora y toda la historia que guarda la isla, es alucinante. Es un destino genial para un viaje en familia y además como fans de la pasta ya tenéis platos nuevos que probar 😉
      ¡Un saludo!

  11. Conocemos Clagliari pero sólo de paso, en una parada durante el único crucero que hemos hecho, de modo que conocemos su Casco Viejo de estrechas callejuelas o la Torre de San Pancracio, pero no sus playas (alguna vimos a lo lejos), el Cementerio de Bonaria, los museos de la ciudad…etc, y claro, al ir de crucero, tampoco su gastronomía…

    Cerdeña es una isla a la que seguramente volveremos en un futuro para conocerla más en profundidad, la única duda es saber cuándo.

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Hola Héctor,
      Pues si volvéis no dudes en dedicarle al menos un par de días a Cagliari. Tiene muchos atractivos y me pareció un destino cómodo y con muchos atractivos para viajar en familia.
      ¡Saludos!

Responder a Marina [Los Pobres También Viajamos] Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies