Italia con Gala. Preparando nuestro primer viaje.
Junio 7, 2017
Arroios, una ventana al mundo en Lisboa.
Julio 13, 2017
 

Seguro que al deciros Andorra pensais en montañas y nieve, reconozco que hasta hace un año yo también, pero tras dos visitas al pequeño país, mi idea ha cambiado por completo y he descubierto un sinfín de buenas opciones para disfrutar del verano en el corazón de los Pirineos. En menos de 500 kilómetros cuadrados encontramos planes para todos los gustos y edades, opciones para románticos y enamorados, para familias, para amantes de la naturaleza y para quienes quieran aprender sobre su pasado e historia visitando alguno de sus museos.

Recién llegada de un genial fin de semana en Andorra, hoy os cuento algunos planes para acercaros al Principado, el único país del mundo con dos jefes de estado y el más grande de los estados pequeños de Europa.

 

Disfrutar de su naturaleza.

Andorra es verde. Es un destino perfecto para hacer senderismo y recorrer sus innumerables caminos ya que tan sólo un 8% de su territorio está urbanizado. Montañas, valles y lagos que invitan a desconectar y parar el tiempo, pero también a realizar actividades al aire libre como barranquismo, escalada, rutas de observación de fauna y flora, itinerarios para bicis o circuitos de aventura.

Nosotros conocimos el Valle del Madriu-Perafita-Claror, con un clima perfecto para caminar, el sábado empezamos el día con la ruta de Ràmio. Celebraba además sus 13 años como Patrimonio Mundial en la categoría de paisaje cultural (hay 88 en todo el mundo). Durante la subida aprendimos de los guías, Eduard y Toni, un montón de cosas interesantes sobre los árboles y animales de la zona, y también sobre la vida años atrás de quienes habitaban en las bordas, las antiguas casas tradicionales de montaña. Una lección de historia y ciencias naturales muy recomendable que me dejó con ganas de seguir caminando y descubriendo un verdadero paraíso natural. Y es que cada vez me doy cuenta que sí va a ser cierto eso de que la cabra tira al monte...Rodeada de árboles, piedra, y sin más ruidos que los de algunos animales pastando o el agua de un pequeño arroyo, me siento realmente bien.

 
 
 

Relajarse y dejarse mimar en Caldea.

Es uno de los grandes atractivos de Andorra desde su inauguración en 1994. Un espacio enorme (el mayor spa termal de montaña de Europa) dedicado al agua y a tratamientos para olvidarse de las prisas y relajarse en cualquiera de sus espacios. Ha sido mi segunda visita y recién llegados de viaje fue una estupenda bienvenida a Andorra. Nos lo pasamos como niños pequeños en las piscinas, el jacuzzi exterior, el hamman o en la piscina de pomelo de la que salimos con la piel mucho más suave. Bebimos agua de pepino, caminamos sobre pequeños cantos rodados y cómo no hicimos algunas fotos que provocaron más de una carcajada y una mirada extraña de quienes por allí pasaban.

En este espacio de 30.000 metros cuadrados hay además momentos especiales como los espectáculos de iluminación y acrobacias en el agua las noches de verano. Para las familias, una opción genial, un spa infantil que permitirá a los padres un ratito de desconexión.

 
 

Conocer sus pueblos.

Son siete las parroquias que forman Andorra, siendo la capital y la más poblada Andorra la Vella. Los pueblos que salpican el paisaje son de postal, con casas que imagino acogedoras y con historias que contar. La seriedad de la pizarra y la piedra contrastan con los vivos colores de las flores que adornan balcones y ventanas y los suelos empedrados rematan un paseo lleno de encanto.

Durante este viaje nosotros conocimos Ordino, un domingo de sol espléndido nos recibió en esta localidad que en el pasado destacó por sus fargas (fraguas) y donde se escribió el Manual Digest, una compilación de historia, usos y costumbres del país, escrita en 1748 y considerada por muchos la Biblia andorrana. Celebraban sus fiestas patronales y no tardamos en ver a niños y mayores con trajes típicos, una tamborrada a ritmo de Safri Duo fue el momentazo musical mientras disfrutábamos al sol de una estupenda comida.

También tuvimos la oportunidad de acercarnos a Santa Coloma para ver una joya arquitectónica como es su iglesia. De estilo prerrománico y con campanario circular, sus frescos fueron recuperados en el 2007 tras un largo periplo por Europa y serán expuestos en un nuevo edificio en Andorra. En todo el país encontramos ejemplos de arte románico pudiendo realizar fantásticas rutas siguiendo sus iglesias y santuarios.

 

Visitas Culturales.

Otra de las sorpresas del viaje, en Andorra hay una variada red de museos como el del Automóvil, con una máquina de vapor del siglo XIX o el museo el Tabaco, ubicado en una de las antiguas fábricas del país. También pueden visitarse una fragua o un aserradero, las principales actividades económicas años atrás.

Y muchos años viajamos al pasado en el Museo Casa Rull, una de las casa más importantes de la parroquia de La Massana. Allí conocimos a la familia Perich a través de sus habitaciones y objetos cotidianos. Me encantó todo el recorrido y cada detalle, las hojas de tabaco secando en el desván, los instrumentos musicales esperando en la gran sala para reuniones y fiestas, la libreta y pluma del escritorio...Está muy bien ambientada y con las explicaciones de la audioguía la visita es realmente interesante.

 

Emocionarse con el Cirque du Soleil.

Desde hace cinco años el mes de julio en Andorra es el mes del Circo del Sol. La compañía canadiense, formada por artistas de todo el mundo, llega cada verano con un espectáculo nuevo que solo es representado en el principado. Nosotros fuimos afortunados al asistir al estreno de Stelar, la última del ciclo Scalada, una historia de sueños e imaginación dirigida por Benjamin Dupont y en la que participan 25 artistas.

Yo había visto al Circo en Portugal con un espectáculo dedicado a Michael Jackson y tenía muchas ganas de ver uno con historia de circo. Cuando se apagaron las luces y aparecieron los primeros acróbatas noté esos nervios que sentía cuando mi hermana salía al tapiz o cuando veo por la tele las competiciones de rítmica. Durante una hora me emocioné con acrobacias y saltos en un cuentito en los que no faltan guiños a elementos del país. Montañas, nubes, personajes llenos de color y una música que combina piezas clásicas, pop y folk. Aguanté la respiración con los ejercicios de barra de las tres artistas principales, para seguir alucinando después con el conjunto que volaba entre columpios y el vertiginoso final en la rueda de la muerte. Admiración y respeto ante muchas horas de entrenamiento, ensayos infinitos, vendas y tobilleras, hielo y mucho esfuerzo. Pero todo eso desaparecía en el escenario para mostrar un espectáculo lleno de magia que terminó con los aplausos de los cinco mil asistentes que cada día cuelgan el cartel de completo. Las entradas con asiento son de pago pero puedes verlo de pie gratis, por lo que si aún no tienes plan para este mes yo no me lo pensaría.

 

La experiencia #SummerinAndorra ha sido posible gracias a un concurso que Visit Andorra realizó el pasado Fitur y la he compartido con Alberto Al Vientooo, Molly Piccavey, Eva y Jose de Organizo tu viaje, Virginia 365 Sábados Viajando y Montse, Petits Viagers, nuestra genial anfitriona andorrana. Me lo he pasado genial con todos vosotros, gracias por las fotos, las risas y tantos buenos momentos.

¡Seguro que volvemos a Andorra World pronto!

19 Comments

  1. Eva dice:

    Ha sido un viaje perfecto, por la compañía y por el lugar. Además poder disfrutar juntos del Cirque du Soleil ha sido la guinda de estos días. Hay que repetir!

  2. Bueno!!! Menudo concursazo que ganaste! A mi Andoirra me gusta tanto en varno como en invierno. Además, lo tenemos cerquita de casa. Sin embargo, no sabía que el Circ du Soleil estaba por allí. Menudo lujazo poderlo disfrutar!

    • Maruxaina Bóveda dice:

      La verdad es que ha sido un súper premio 🙂 Estando tan cerquita no dudes en acercarte a ver el espectáculo del Circo del Sol, merece la pena!!

  3. Netikerty dice:

    Vaya suerte ganar este concurso!! Veo que Andorra merece la pena en verano. A mí como lo de la nieve y las compras no me gusta mucho nunca había pensado en Andorra,. Además con lo del Cirque du soleil me has convencido del todo!!

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Pues a mí me pasaba un poco como a tí, ni nieve ni compras, pero he descubierto que se pueden hacer mil cosas. Lo del Cirque ha sido la guinda perfecta de un fin de semana súper, anímate que aún hay entradas gratuitas 😉

  4. Kris dice:

    Andorra es un destino que encierra un montón de atractivos. Y es una pena que muchos no sepan que el pequeño principado tiene mucho más que pistas nevadas. A ver si ven tu post y se animan a viajar “fuera de temporada”. Besotes.

  5. Que suerte ganar un viaje así. Yo también conozco Andorra en verano y tiene muchísimss posibilidades. Yo tengo muchas ganas de ir a Caldea, cuando fuimos no nos dió tiempo.
    Bonitas fotos y oerfecta recopilación de actividades.
    Un saludo
    Carmen

    • Maruxaina Bóveda dice:

      ¡Muchas gracias Carmen!Ha sido un premio súper, el próximo año si vas a Fitur no dejes de pasarte por el stand de Andorra que nunca se sabe 😉 Ya tienes excusa para volver si aún no conoces Caldea, para un fin de semana de relax e perfecto 😉 Un abrazo!!

  6. Sandra dice:

    :O La verdad que nunca habría pensado en Andorra como destino de verano, pero se ve que hay tropecientas cosas para hacer y todas súper interesantes. Lo tuvisteis que pasar fatal… jeje ¡Un abrazo!

    • Maruxaina Bóveda dice:

      A mí me pasaba lo mismo Sandra, pensaba en Andorra en invierno…Os gustaría y ¡sería un viaje genial para ir con el canciño! Añádelo a tu agenda entre festival y festival 😉 Un besazo guapa!!

  7. Vir dice:

    Qué gran fin de semana que pasamos en Andorra. A mí el Cirque du Soleil personalmente me flipó!!

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Muchas risas en Andorra, ojalá coincidamos pronto de nuevo guapa!!Y sino siempre podemos buscar otro espectáculo del Cirque 😉

  8. unmundopara3 dice:

    Llevo viajando a Andorra desde niña, habré estado, ni se cuantas veces, pero cada vez que vengo me sorprendo con algo, es un destino estupendo en cualquier estación del año.

  9. Fíjate que nunca me ha llamado la atención Andorra como destino turístico…

  10. Andorra en verano es muy chula, he estado en invierno también. Es un lugar increíble rodeado de naturaleza e historia! Me recuerda a Juegos de Tronos cuando hablan que se dividen en parroquias… mola! 😉

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Jajaja ¡¡no he visto Juego de Tronos!!Los pueblecitos que hemos visitado son otra Andorra, encantadora y lejos del bullicio de lo más conocido. Tenemos que organizar una escapada TBVAndorra 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies