Ponte de Lima, la villa más antigua de Portugal.

Londres, un paseo cultural. 7 lugares recomendados por bloggers de viaje.
agosto 3, 2017
A Arnoia, verde que te quiero verde.
septiembre 16, 2017
 
Llegué a Porto pensando en ella. Tenía ganas de leer quién era Dona Teresa. Su estatua nos recibió en Ponte de Lima, una preciosa villa que recordaba haber visitado con mis padres años atrás.

La parada para comer se alargó más de lo previsto, había poca gente y aprovechamos para dar un paseo por sus empedradas calles. A 75 kilómetros de Vigo y a casi los mismos de Porto, Ponte de Lima pertenece al distrito de Viana do Castelo y fue en 1125 cuando le concedieron el fuero que la convirtió en la villa más antigua de Portugal.

 

Buscando en internet me enteré que la mujer coronada era hija y madre de reyes. Su padre, Alfonso VI, reinó en España en épocas de Reconquista e inventó las cruzadas contra el Islam, quizá por eso le llamaron "el Bravo". O puede que fuese por sus amoríos extramaritales, la madre de Teresa era una noble de Astorga con la que el rey tuvo otra hija más.
Como regalo de bodas, Teresa de León, recibió el título del Condesa de Portugal y su hijo Alfonso I, sería el primer rey del país vecino. Quién iba a decirle al monarca español que su hija apoyaría la secesión portuguesa, lo que la llevo a enfretamientos con su hermanastra Doña Urraca y a ser detenida por su hijo en el Castillo de Lanhoso. Una vida de lo más interesante de una mujer considerada por muchos la primera reina de Portugal.

 

Azaleas, buganvillas gigantes, camelios y rosales hacían aún más bonito el edificio del ayuntamiento y el pazo de los Marqueses de Lima. Caminamos desde la avenida Antonio Feijoo, aprovechando la sombra de las callejuelas hasta la iglesia de la Misericordia (siglo XV) en el centro del pueblo. Como no había misa entramos para sorprendernos con su techo artesonado y sus dos retablos de diferentes épocas, pero sobre todo por el panel de azulejos exterior. En tonos azules y blancos fue colocado en 1940 para celebrar los 300 años de la aclamación de Joao IV como rey de Portugal. Durante nuestro paseo nos cruzamos con algunos peregrinos ya que Ponte de Lima forma parte del Camino de Santiago Portugués. Además son muchos quienes la visitan por su Festival Internacional de Jardines (de mayo a octubre) que este año celebra su 13ª edición.

 

La placa de otra escultura, esta vez un toro, nos informa acerca de la Vaca das Cordas (de las Cuerdas). Desde el siglo XVII, esta tradición lleva a un toro atado hasta la iglesia, una vez allí dan tres vueltas al templo y lo bañan en vino tinto. Una especie de encierro con procesión religiosa, mercado y fuegos artificiales incluidos que tiene lugar dentro de las Feiras Novas, la fiesta que en marzo rememora su condición de villa más antigua del país.

 

Ponte de Lima era un importante punto geográfico durante la Edad Media, situado estratégicamente y paso obligado de quienes iban de Astorga a Braga o a Santiago. Por ello, se mandó amurallar, seis puertas daban acceso a la villa y nueve torres vigilaban los posibles ataques enemigos. Actualmente sólo quedan dos de ellas, la Torre de San Paulo y la de Cadeia Velha, ambas declaradas monumento nacional.

Su arquitectura también nos desveló un pasado de emigración. Las Casas de Brasileiro, comunes en el norte de Portugal eran la forma de mostrar el éxito obtenido en el extranjero. Los torna-viagem regresaban de Brasil y con sus fortunas mandaban construir casas muy decoradas que contrastaban con la sencillez del paisaje luso. Fachadas de azulejos coloridos, estatuas y jardines en los que no podían faltar las palmeras imperiales.

Retrocedemos no unos años, sino muchos siglos para llegar al río y al imperio romano. Sobre el Lima/Limia se encuentra el puente romano símbolo de la villa y su principal atractivo ya que está considerado como el más bonito de Portugal. Conserva cinco arcos originales ya que fue ampliado en la Edad Media, teniendo en la actualidad casi cuatro metros de un largo de piedra lleno de historia.

Cuenta la leyenda que los romanos no se atrevían a atravesarlo porque confundieron su nombre, río Lethes, con el Lete, el río del olvido de Hades y el miedo a perder la memoria, dificultaba las campañas militares. Hasta que el general romano Décimo Juno Bruto, quién dirigía la conquista en Galicia y norte de Portugal, y decidió romper el mito. Lo cruzó y una vez en la otra orilla llamó por el nombre a cada uno de sus soldados, que atónitos no dudaron en seguirle.
La Festa do Esquecemento (Fiesta del Olvido) sigue celebrándose cada 20 de agosto, batallas entre romanos y celtas, mercado, desfile de tropas y recreación de las tropas de Bruto cruzando el puente. A cada lado del mismo unas figuras a tamaño natural recuerdan el episodio.

 

Dejamos Ponte de Lima sin probar su vino verde, propio de esta costa portuguesa y sin cruzar el puente como Bruto. Tampoco bebí de la Fonte da Vila (Fuente de la Villa) quizá la tradición se cumpliese (aseguran que si bebes de sus aguas no abandonas el pueblo) y aunque no me hubiése importado quedarme, un concierto nos esperaba esa noche en Porto.

Lo que sí hice fue despedirme de Dona Teresa, prometiéndome (le) que estudiaría sobre ella para conocerla. Incluída desde ese momento en mi lista de Mujeres (Olvidadas) de la Historia que algún día compartiré con vosotros.

 

12 Comments

  1. Portugal es como bien sabes uno de mis países favoritos de Europa (fue el primer país que pisé como “viajero solitario”). No sabía la historia de Dona Teresa

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Portugal siempre es una buena opción para viajar.La historia de Dona Teresa es realmente interesante, ya te contaré más en otro post 😉

  2. Muy interesente el tema de las Mujeres (olvidadas) de la historia, que son muchas y se merecen mucho más reconocimiento!
    Hay que ver lo que las supersticiones llegan a conseguir… seguro que eso los mantuvo a “salvo” durante mucho tiempo.

    Un abrazo

    • Maruxaina Bóveda dice:

      ¡Muchas gracias chicos!Otra de las cosas buenas de viajar…la cantidad de historia que encontramos en lugares aparentemente poco “interesantes”. Ponte de Lima es muy recomendable, ya me contareis si cruzais el puente 😉

  3. Unmundopara3 dice:

    Ay por Dios que abndonadico tengo a Portugal y cuantas cosas interesantes me descubría cada vez que escribís sobre el país vecino.
    Está claro que tengo que empezar a plantearme volver para disfrutarlo como se merece.
    Bicos

  4. Kris dice:

    La de historia que se aprende viajando, y la cantidad de curiosidades que descubrimos. Es un lujo… No conozco este lugar, pero por las fotos, es una mezcla singular entre Galicia y Portugal. ¡¡Me gusta!!

  5. Alberto C. dice:

    Super interesante esta villa, gracias por compartir su historia!
    La verdad que me encanta Portugal, parece mentira que lo tenga tan cerca y conozca tan poco! Gracias por hacer descubrir otro lugar de interés para añadir a mi próximo viaje 🙂

  6. Netikerty dice:

    Que interesante la historia de Doña Teresa y que curiosa la de los romanos y el rio Lete. Bonito paseo por Ponte de Lima y me ha encantado la foto de los tipicos azulejos azules portugueses.

  7. Mar Vara dice:

    Con lo que me gusta conocer la Historia de los lugares que visito y la de Historia que hay entre las calles de este pueblo.
    Estuve hace unos meses de roadtrip por Portugal y como desconocía su existencia no me acerqué, así que queda apuntado para la próxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies