preloder
parallax background

Lyon Gratis. Planes para disfrutar la capital de la seda.

Cagliari. Guía de Viaje a la capital sarda.
septiembre 26, 2019
Siem Reap. Un día en la ciudad de los templos de Angkor. (Camboya, día 5)
octubre 30, 2019
 

La casualidad hizo que incluyésemos Lyon en nuestra ruta de Francia a Italia. Apenas tenía información de la tercera ciudad más poblada de Francia así que los días que pasamos en ella nos sorprendieron muchos de sus atractivos.

Conocida por su barrio histórico, la preciosa basílica de Fouvriére o su arte mural, Lyon puede recorrerse a pie y es perfecta para una escapada de fin de semana.

Hoy os cuento algunos planes gratis para que podáis disfrutar (aún más) Lyon, la capital de la seda.


 

Arte Mural

El Mural Más Grande de Europa.

Lyon es una de las cinco ciudades del mundo más importantes en arte mural. Ostenta el récord de tener el mural más grande de Europa: Le Mur de Canuts ocupa 1.200 metros cuadrados de color, en los que se cuenta la historia del barrio de la Croix Rousse.

Hay cerca de 200 murales repartidos por la ciudad gracias a la iniciativa de un grupo de artistas a finales de los años '70. Lyon era gris y la convirtieron en un punto de referencia del arte mural. Actualmente Cité Création tiene obras repartidas por todo el mundo, siempre grandes murales en trompe-l'oeil. Al emplear el trampantojo como técnica pictórica se engaña a la vista haciendo que las obras sean de lo más realistas.

No podían faltar las referencias a los personajes ilustres de Lyon. En el Mur des Lyonnais (1998) hay una treintena de famosos vecinos: desde el emperador Claudio, hasta los hermanos Lumiére o el cocinero Paul Bocuse, considerado el padre de la Nouvelle Cuissine. Otro lyonés muy respetado, Jean Moulin, cuenta con su propio mural. Torturado hasta la muerte por la Gestapo, muchas escuelas llevan su nombre y es todo un símbolo de la resistencia francesa.

Puede hacerse una ruta por Lyon a través de sus murales siguiendo el mapa que encontrareis en este enlace. En esta web se ve el antes y el después del edificio y el resultado es sin duda espectacular.


 

Basílica Fourvière

El arte bizantino en Lyon.

 

En lo alto de la colina de Fouvière se encuentra una de las basílicas más bonitas que he visitado. Notre Dame de Fourvière fue construida a finales del siglo XIX para cumplir con la promesa del arzobispo de Lyon ante la invasión de Prusia en Francia.

Su exterior blanco, lleno de detalles y las cuatro torres octogonales forman un conjunto impresionante. Puede verse desde cualquier parte de la ciudad siendo un perfecto punto de referencia. De hecho las manos de la virgen dorada que corona la cúpula están sobre-dimensionadas a propósito.

A muchos visitantes les recuerda a Sacre Couer de París. Por su ubicación, el blanco total exterior y la mezcla de estilos con inspiración bizantina. Además ambas fueron construidas tras la guerra franco-prusiana.

Su consagración como basílica dio origen a la fiesta más importante de Lyon. La Fête des Lumières (Fiesta de las Luces) se celebra cada 8 de diciembre desde 1896. Durante cuatro días, se iluminan las ventanas con velas reuniendo en la ciudad a más de dos millones de personas.


 

 

Una vez en el interior hay un espectáculo de mosaicos que harán que no sepas hacia dónde mirar. Pierre Bosan, el arquitecto, pasó unas vacaciones en Sicilia donde descubrió el arte bizantino que plasmaría en sus primeros bocetos de la basílica.

Infinitas teselas de colorines cubren los techos y paredes de Notre Dame de Fourvière. Vidrieras, pan de oro y columnas con mármol de Carrara que recuerdan a un palacio de las Mil y Una Noches. Normal que esté reconocida como uno de los edificios religiosos más importantes de Francia.

Hay guías voluntarios, formados por la Fundación Fourvière, dispuestos a explicar cualquier detalle de la basílica. Además las vistas de la ciudad hacen que sea una visita imprescindible en Lyon.


 

Árbol de las Flores

Arte en las calles de Lyon.

 

Como comentaba al principio del post, Lyon es una ciudad para conocer caminando. Entre sus calles es fácil encontrar esculturas, señales de tráfico del artista Clet como las que vimos en Florencia o un llamativo árbol de más de seis metros.

El Árbol de las Flores del coreano Jeong H. Choi participó en una de las ediciones de la Bienal de Arte Contemporáneo de Lyon. Se quedó como exposición temporal y cuenta una leyenda urbana que tras un comentario favorable del alcalde de París, el homónimo lyonés decidió que se quedase de forma permanente.

Su copa tiene 85 flores diferentes realizadas con materiales cotidianos. El colorido árbol tiene un hermano en Shanghai que alcanza una altura de 25 metros.


 

Un paseo junto al río

Aunque tienes dos ríos para elegir.

 

Las ciudades con río tienen un encanto especial y en el caso de Lyon son dos los que atraviesan la ciudad. El Ródano, uno de los principales ríos de Europa Central, y su afluente principal: el Saona, conocido por su tranquila navegabilidad recomendada para el turismo fluvial.

En la orilla de la parte nueva encontramos varias librerías llenas de encanto e historia. También en el lado del Vieux Lyon, donde además con buen tiempo hay puestos de libros con vistas al río Saona.


 

 

Nada menos que 28 puentes permiten cruzar de un lado a otro de la ciudad. Uno de los más bonitos para mí es la Passarelle dus Palais de Justice, metálico y y con una horquilla gigante en un extremo del puente. Comunica el barrio de Cordeliers, en el nuevo Lyon, con el Palacio de Justicia. Un enorme edificio blanco, de estilo clásico con 24 columnas que nos traslada a Atenas.

Bordeando el Saona encontramos la escultura "El Peso de Uno Mismo" de los escandinavos Elmgreen y Dragset. Una obra que da para reflexionar unos minutos ya que es interpretada de varias formas al ser la misma persona la de las dos figuras. Forma parte de una genial iniciativa que ha llenado de arte las orillas del río lyonés.


 

Traboules

Historia de la ciudad.

Uno de los atractivos de Lyon son sus traboulés. Estos pasajes peatonales atraviesan uno a varios edificios para conectar calles y tienen tal importancia que hay una ruta para conocer los más de 500 (200 en el barrio del Vieux-Lyon) que hay por la ciudad.

El más importante está situado en la Rue Du Boeuf número 16, la Tour Rose es el símbolo del barrio del viejo Lyon, con su impresionante escalera y altura. No todos pueden visitarse y, en los que sí está permitido, debe mantenerse el silencio y respeto ya que no dejan de ser los patios de los vecinos.

Los primeros traboulés datan del siglo IV y desde entonces han sido elemento fundamental en la planificación urbanística de la ciudad. Sirvieron para huir de los nazis, que no conocían estas galerías, y ayudaron a los trabajadores de la seda en 1831 a escapar de la policía durante las protestas por sus pésimas condiciones laborales.

Como parte del Viejo Lyon, estos "pasadizos" fueron declarados patrimonio de la UNESCO desde 1998. Son sin duda un elemento identificador de la ciudad.

 

El motivo de la insurrección de París en 1830 era el combatir por una idea. En Lyon, en 1831, los trabajadores combatían por pan.

Alejandro Dumas

Plazas

Centros llenos de vida.

 

Un buen plan en cualquier parte de Francia es disfrutar de sus plazas. Siempre encontramos música en directo, un mercadillo o un bonito café para ver pasar la vida.

En el caso de Lyon es fácil y hay donde elegir. El centro del nuevo Lyon está Place Bellecour, donde se instala la noria navideña y de la que parten dos importantes calles comerciales: Republique y Víctor Hugo.

Esta plaza fue la idea principal del ensanche urbanístico que Lyon sufrió en el siglo XVIII. Sus exageradas dimensiones (310*200 metros) han hecho que la Plaza Bellecour sea una de las más grandes de Europa. Una estatua de Luis XIV y otra del lyonés Saint-Exúpery adornan el espacio y en uno de los bonitos edificios que la rodean se encuentra la Oficina de Turismo de Lyon.


 

 

En la parte vieja de la ciudad la plaza principale es Place des Terraux rodeada de importantes edificios como el Hôtel de Ville (Ayuntamiento) o el Palace Saint-Pierre que alberga el Museo de Bellas Artes. En el centro hay una magnífica fuente del escultor Bartholdi, el mismo de la famosa Estatua de la Libertad neoyorquina.

Nuestra visita coincidió con el día de la Música, muy celebrado en Francia, y en la plaza había varios escenarios, terrazas y mucha gente bailando al ritmo de la música en directo.


 

 

A mí me gustó mucho Place des Jacobins, situada entre las dos anteriores, más pequeña y discreta, pero sin faltar la fuente central como en la mayoría de las plazas de la ciudad. Los edificios que la rodean son de diferentes estilos arquitectónicos y toda la zona es patrimonio de la UNESCO.

El nombre se debe a que esta plaza era lugar de reunión de jacobinos. Aquí se citaban aquéllos que eran enviados por el rey a peregrinar a Santiago de Compostela.

Toda la fuente es de mármol blanco, siendo las estatuas principales lioneses históricos con sus trajes de época. Fueron esculpidas por DeGeorges mientras que el resto de la obra pertenece al arquitecto Gaspard André. Por la noche, el juego de luces y agua hacen que luzca aún más bonita.


 

Iglesias

Con reloj astronómico incluido.

 

Creo en cada barrio de Lyon encontramos una iglesia. Visitarlas es una buena forma de conocer cómo era la ciudad en otras épocas dados los distintos estilos y materiales empleados.

En la zona vieja de la ciudad, la iglesia de Saint-Paul da nombre al barrio y a la estación de tren. Es la más antigua de Lyon ya que la primera fue construida en el siglo VI. Los retos de ésta pueden verse en la parte posterior del edificio.


 

 

La catedral de Saint-Jean Baptiste llama la atención por las tres puertas rojas de su gótica fachada. Se construyó entre los siglos XII y XV por lo que pueden verse algunos elementos románicos como el ábside o el coro. Fue la más importante de Lyon hasta la construcción de la basílica de Fourvière.

Uno de los atractivos es el reloj astronómico, uno de los más antiguos de Europa, ya que las primeras referencias escritas a él datan de 1383. Las figuras que acompañan al reloj cambian según el día de la semana: el domingo es el día de la Virgen María mientras que el martes está dedicado a Juan Bautista, el santo que da nombre a la catedral.


 

 

De casualidad y entre edificios encontramos Saint-Nizier. Reconocible por sus dos torres asimétricas, sus orígenes nos llevan a los primeros cristianos de Lyon. De hecho según textos bíblicos, la iglesia se construyó sobre las cenizas de casi cincuenta mártires quemados por los romanos en el año 177.

Declarada Monumento Histórico en 1840, Saint-Nizier está construida con bloques de piedra caliza de la antigua ciudad romana de Lugdunum, en la colina de Fourviere. El conjunto blanco contrasta con las tejas rojas de la torre izquierda.

Está entre las iglesias de estilo gótico tardío más bonitas de Francia. Su interior compuesto de tres naves y nueve capillas laterales tiene unas dimensiones más grandes de lo normal para una iglesia parroquial.


 
 

¡Y de momento es todo! ¿Os han gustado los planes? ¿Conocíais Lyon? Para mí fue un descubrimiento de ciudad, llena de interesantes atractivos y escenario de capítulos de historia para estudiar.

Estoy segura que volveremos tarde o temprano así que me encantará leeros en comentarios y saber qué no debemos perdernos en la próxima visita.


 
Booking.com

10 Comments

  1. Rubén dice:

    Respondiendo a tus dos últimas preguntas, no conozco la ciudad de Lyon y me ha encantado este paseo. Apenas conocía alguna cosa de la ciudad pero ahora con este post me la anoto como posible escapada. En muchas ocasiones he visto billetes desde Oporto bastante económicos así que la voy a tener muy en cuenta porque me ha parecido súper interesante. Un abrazo

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Hola Rubén,
      Pues sí, aprovecha la conexión con Porto, merece la pena Lyon y tiene mucha historia que te gustará conocer. Para una escapada de finde es perfecta 😉
      Un abrazo.

  2. Lyon es una ciudad que tengo pendiente visitar en Francia. Me ha sorprendido que tuviera 28 puentes y me ha gustado el árbol de las flores. Me guardo el post como referencia para cuando vaya a visitarla.

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Hola Belén,
      El árbol de las flores ha sido todo un éxito. Seguro que te gusta la ciudad cuando la visites, tiene multitud de iglesias, pasado romano y es agradable para visitar a pie.
      Un saludo y ¡buen fin de semana!

  3. Kris dice:

    El año pasado estuve a punto de visitar Lyon con mi amiga Cris, pero al final ella dijo que prefería Luxemburgo y cambiamos planes. Sin duda sigue en mi lista de pendientes y cuando llegue el momento pienso visitar todos estos lugares que nos muestras ¡sobre todo ese árbol! Me encantan esas notas de color que de repente encontramos en las ciudades, y sin duda ese árbol floral es una de ellas. Un abrazo.

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Hola guapa,
      Leí tu post sobre Luxemburgo el otro día y me encantó 😉
      Lyon merece mucho la pena, es perfecta para una escapada, cómoda para recorrer a pie y con muchos atractivos. ¡Te gustaría!
      Un abrazo.

  4. Tengo marcado Lyon en mi goigle maps desde hace tiempo, pero por unas cosas o por otras, no he ido nunca. Me ha encantado tooodo lo que he visto, así que lo marco en preferente. Los murales con trampantojos son mi debilidad y el arte bizantino otra, así que deseando estoy de ver esos murales y esis mosaicos. Bueno y lo de los pasajes también me ha enamorado. Que buen recorrido mas ganas de ir todavía!! Un beso

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Hola Carmen,
      Si te gustan los trampantojos entonces tienes que ir a conocer los de Lyon. ¡Son alucinantes! Es una ciudad con muchos atractivos y tiene iglesias para aburrir así que tienes para rato 😉
      A principios de diciembre celebran la fiesta de las luces…¡Aún estáis a tiempo!
      Un abrazo.

  5. Luz E. dice:

    Pues si, ¡me han gustado mucho tus panes gratis en Lyon! La verdad es que no sabía nada de esta ciudad, y es que tengo a Francia un poco olvidada… Menos mal que siempre estás tú para recordarmela. Hace falta poco para que un destino se cuele en mi lista de deseados, pero sabiendo que Lyon tiene tanto arte mural, las plazas tan enormes que tiene y esa basílica tan bonita no ha sido dificil… Me ha encantado el çarbol de colores, es también el tipo de cosas en las que yo me fijo en mis destinos. Habrá que conocer su homónimo en Shangai! Había oido hablar (o más bine leído en alguna novela) sobre los Traboules, así que estaban sólo en mi imaginación, menos mal que ya me queda más claro que son… En fin, un placer pasear contigo por Lyon, ¡abrazo!

    • Maruxaina Bóveda dice:

      ¡Hola guapa!
      Muchas gracias por tu comentario 🙂
      La verdad es que yo tampoco sabía nada de Lyon y paramos un par de noches de camino a Florencia. Fue genial descubrir la ciudad sin tener ni idea, ¡todo era una sorpresa!
      Me encantaría volver, quizá en tren desde Barcelona…Tiene que ser un paisaje súper bonito.
      ¡¡Un abrazo de vuelta!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies