preloder
parallax background

Mi Italia de la A a la Z.

Navidades en Alemania. Curiosidades, celebraciones y costumbres.
diciembre 27, 2020
Werder, la ciudad de las flores en Havelland.
mayo 24, 2021
 

La primera vez que visité Roma tiré una moneda a la Fontana de Trevi y pedí un deseo: volver al año siguiente más tiempo. Parece que me hicieron caso porque desde entonces, hace más de veinte inviernos, he viajado a Italia casi todos los años. Así que hoy hago un repaso por mi Italia conocida, de la A a la Z.

Un país que adoro, el segundo que conocí (el primero nuestro querido vecino Portugal) y el primero en el que viví. Italia fue el protagonista de mi fantástico e irrepetible Interrail (cuando tiré la moneda) y también el escenario del voluntariado de la Unión Europea que me unió para siempre a la ciudad de Udine y, de paso, la puso en el mapa. Veranos de visita, el primer viaje fuera de España con Gala o los conciertos y festivales de los últimos años han hecho que Italia nunca desaparezca de nuestra lista viajera.

De lo que sí me he dado cuenta es que, como en el caso de Marruecos, es un país en el que he repetido mucho los mismos lugares. He perdido la cuenta de las veces que he estado en Roma, Florencia o Venecia, mientras tengo pendientes (¡todavía!) sitios como Lecce o la isla de Sicilia.

Hay pocos países tan completos y de los que me guste todo como me pasa con Italia. Su gastronomía es mi favorita (podría alimentarme a base de pasta), el idioma es de lo más bonitos que he estudiado, el patrimonio artístico, histórico y cultural es infinito, tiene mar y montaña, la gente es sociable y además tienen a Jovanotti...Qué más se puede pedir :)

Como siempre: calzado cómodo y una sonrisa para empezar este recorrido por el país italiano. Siete pronti?Andiamo ragazzi!


 

BARI

 

Bari siempre me ha parecido un nombre muy exótico. La ciudad, de marcado carácter portuario, es una de las visitas típicas en la costa adriática quizá por ser la ciudad más feliz de Italia según un estudio de la Universidad de Milán (2015)

La capital de la región de Apulia tiene un casco histórico, Bari Vecchia, que invita a pasear. Estrechos callejones, elegantes plazas y patios interiores nos recuerdan un pasado caracterizado por el mix de culturas.

Imprescindible es la visita a la Basílica de San Nicola, construida en el siglo XII para albergar las reliquias del santo en el que se basarían para inventar a Papa Noel. El castillo de Bari, el paseo marítimo Araldo di Crollalanza o la iglesia San Marco, con sus pinturas exteriores, son otros interesantes atractivos de la ciudad del sur.


 

BÉRGAMO

 

Su cercanía con Milán ha hecho que la bella Bérgamo no tenga el reconocimiento que merece. Sin embargo es una opción perfecta para una escapada de fin de semana sobre todo si aprovechamos los vuelos de bajo coste que existen a su aeropuerto Orio al Serio.

Lo más interesante de la ciudad está en la cittá alta, donde encontraremos el conjunto medieval mejor preservado de Lombardía. Atravesando alguna de las puertas de sus murallas nos esperan palacetes, iglesias y torres que antaño mostraban poder y señorío a través de sus decoraciones y materiales.

Son imprescindibles la Piazza Vecchia, de quien Le Corbusier dijo que era "la plaza más hermosa de Italia", y la Capella Colleoni con una fachada en mármol rojo y blanco que impresiona por sus detalles y aparente caos.

La parte bassa de Bérgamo es moderna y similar a cualquier ciudad. En ella están las estaciones de autobus y tren, y la conocida Accademia Carrara con una importante pinacoteca.


 

BOLOGNA

 

Lo que más recuerdo (y más me gustó) de Bologna son sus pórticos infinitos. Más de cuarenta kilómetros, de arcadas y columnas, hacen que el Pórtico de San Luca sea el más largo del mundo. Fueron creados para disfrutar de la calle en cualquier época del año, llueva o luzca el sol.

La capital de la región Emilia-Romagna es conocida también por sus torres medievales. Construidas en el siglo XII, las de los Asinelli y los Garisenda son el símbolo de la ciudad. Su oscura piedra contrasta con los rojos tejados típicos del casco antiguo. Considerado éste de los más grandes de Europa en estilo medieval.

Bologna cuenta con la primera universidad del mundo occidental. Fue fundada en 1088 y desde entonces es destino elegido por muchísimos estudiantes tanto italianos como extranjeros. Es por tanto una ciudad con mucha vida, tanto de día como de noche, y con una amplia oferta de locales para disfrutar de productos típicos como la mortadella o la salsa bolognesa.


 

CAGLIARI

 

Cerdeña fue nuestro último viaje a Italia y su capital Cagliari me encantó. Es una ciudad que puede recorrerse a pie, con un patrimonio histórico de lo más interesante y un encanto natural que nos atrapó desde el primer día.

Situada en el sur de la isla italiana, Cagliari al igual que Roma, está sobre colinas conocidas como los Sette Fratelli (Siete Hermanos). Paseando por sus calles de adoquines y cuestas encontraremos iglesias, museos llenos de arte, auténticos mercados, un anfiteatro romano y el cementerio de Bonaria, uno de los más bonitos que conozco.

También podemos disfrutar de la larga Playa del Poetto o del Parque Natural Montelargius-Saline en el que se encuentra uno de los refugios de aves más importantes de Europa. Además es una ciudad con una gastronomía riquísima y con muchas excursiones cercanas para seguir conociendo la bella isla sarda.


 

GÉNOVA

 

Génova tiene un carácter portuario que impregna toda la ciudad. Su costa de casi 35 kilómetros la ha convertido en el principal puerto de Italia y uno de los más importantes del Mediterráneo.

Desde su origen el pueblo genovés ha estado ligado al mar y al comercio. Grandes mercaderes y familias nobles han dejado huella en elegantes palazzos. llamados en Génova rolli. Son famosos los situados en la vía Garibaldi, una calle monumental declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Otra visita imprescindible es la Lanterna. El faro genovés es el símbolo de la ciudad. Fue construido en 1543 sobre una torre de vigilancia del siglo XII y es el más alto del Mediterráneo. Está permitido subir hasta una terraza panorámica con vistas a la ciudad y al puerto. Sus 172 escaleras son un buen ejercicio tras disfrutar de un buen plato de pasta al pesto, la salsa típica de la ciudad.


 

FLORENCIA

 

Florencia es una parada obligatoria en cualquier viaje por Italia. Fue elegida la ciudad más bella del mundo en 2019 según los lectores de una conocida revista de viajes y pasear por sus calles es como hacerlo por un museo al aire libre.

La capital de la Toscana cuenta con un patrimonio artístico incalculable. Obras como el "David" de Miguel Ángel, "El Nacimiento de Venus" de Boticcelli o el "Perseo" de Cellini atraen a más de diez millones de visitantes cada año.

Además de su impresionante Duomo hay más iglesias que son un claro ejemplo del arte renacentista que se respira en la ciudad. Un paseo junto al río Arno, cruzar el Ponte Vecchio o perderse por sus calles descubriendo el arte urbano son algunos de los imprescindibles de la preciosa Florencia.


 

LUCCA

 

Lucca podría ser Miss Elegancia en un concurso de belleza. Y ganaría por su belleza natural, lejana de las poses turísticas y artificiales de otras ciudades italianas. La pequeña localidad toscana es de las más bonitas del país, tranquila y cómoda para recorrerla a pie.

Dicen que ni siquiera sus habitantes saben cuántas iglesias hay en Lucca siendo conocida como la città delle cento chiese (la ciudad de las cien iglesias) Pero sin duda su gran atractivo es la Piazza Anfiteatro y la muralla que rodea íntegramente el casco histórico. Pueden verse sus cuatro kilómetros de recorrido rodeados de zonas verdes en el exterior y algunas antiguas piedras como parte de construcciones posteriores en el interior de la muralla.

En Lucca nació el compositor de ópera Puccini por lo que no podía faltar un apunte musical. En verano se celebra desde hace más de veinte años el Lucca Summer Festival. Por la Piazza Grande han pasado artistas como Enio Morricone, Kasabian, Sting o Leonard Cohen, siendo un imprescindible en cualquier agenda festivalera.


 

MILAN

 

Milán es una de las ciudades más conocidas del país. Su impresionante Duomo y los eventos de moda han contribuido a que sea la tercera ciudad más visitada de Italia, por detrás Roma y Venecia.

Además de la catedral, mis imprescindibles de la ciudad lombarda son tres. El Castello Sforzesco, que alberga doce museos entre los que están el Egipcio o el dedicado al Arte Antiguo. Los canales o navigli llenos de bares y restaurantes para tomar el aperitivo y la Columnata de San Lorenzo, uno de los pocos restos romanos que hay en Milán.

Si os gustan los mercadillos os recomiendo dos: Senegallia, el más antiguo de la ciudad ya que se celebra desde 1800 cada sábado en Porta Ticinese, y el mercado de antigüedades (Mercatone dell'Antiquariato) cada último domingo del mes en el barrio de los canales.


 

NÁPOLES

 

En el sur del país no podemos saltarnos Nápoles. La ciudad más poblada del país nos mostrará otra Italia muy distinta a la de Roma o Venecia. Más natural, viva y desordenada, con un aire "roto" que a mí me recuerda a Porto.

El cercano Vesubio le da un carácter especial, siendo Nápoles parada habitual en el camino a Pompeya. También son muchos quienes la visitan por su Museo Arqueológico Nacional, de los más importantes de Europa en su género, donde se muestran los restos de la ciudad enterrada por la lava.

Como curiosidad, en Via Mezzocannone, hay muchas tiendas vintage ya que se considera a esta ciudad italiana el lugar en el que empezó esta estilo ya en la Segunda Guerra Mundial, cuando los uniformes de los soldados eran reciclados para venderse de nuevo.


 

PÁDOVA

 

A Padova se la conoce como la "Cittá dei Senza", algo así como la "Ciudad de los Sin", por tres motivos: un santo sin nombre, un prado sin hierba y un café sin puertas. En la región del Véneto, la tranquila ciudad tuvo entre sus ilustres estudiantes a Galileo Galilei o a Copérnico. Siendo la de Pádova, la segunda universidad más antigua del país (1222)

El Pratto della Valle es lugar de reunión y paseo de los paduanos sobre todo en verano. Una grandísima y preciosa plaza con un islote en el centro, rodeado éste de un canal y comunicado por cuatro puentes. Las esculturas que lo rodean son de habitantes destacados de la ciudad y poca hierba queda del prado que fue, de ahí el primer "sin".

Imprescindibles son la visita a la Basílica del Santo, donde están los restos del franciscano lisboeta San Antonio, tan querido que se le conoce sin mencionar su nombre. "Il Santo" ha convertido la ciudad en importante lugar de peregrinaje para católicos de todo el mundo. Y terminar el día en el histórico Caffé Pedrochi en él se encontraban académicos, intelectuales y quienes lucharon ante la ocupación austríaca. Abierto día y noche hasta 1916 se le conoce como el café sin puertas que explica el tercer "sin" por el que es apodada la bonita ciudad.


 

PARMA

 

La biblioteca del Palazzo della Pillota y el Teatro Farnese son sólo dos motivos para visitar Parma. En la región de Emilia-Romagna, entre Milán y Bologna, la ciudad del queso parmigiano y el prosciutto no es tan turística como sus vecinas a pesar de su impresionante patrimonio cultural e histórico.

En Parma nacieron Verdi y Toscanini y actualmente son muchos los eventos relacionados con la música. En 2019 nació el proyecto "Parma Cittàdella Música" para convertir la ciudad en la capital de la música italiana y que el próximo verano llevará a artistas como Sting a actuar en su ciudadela.

Otros imprescindibles son la Piazza Garibaldi, el duomo y su campanario del siglo XIII o la Galería Nacional con obras de Leonardo da Vinci, Fra Angelico o Tiepolo. Un paseo bordeando el río Parma o una ruta de senderismo por el Parque de los Cien Lagos seguro nos abre el apetito para degustar un buen plato de pasta ya que aquí nació la marca Barilla.


 

PISA

 

No podía faltar en este recorrido por Italia uno de los iconos del país. La torre inclinada de Pisa ha convertido la villa toscana en parada obligatoria de todo crucero y viaje organizado.

En la Piazza dei Miracoli, además de la Torre Pendente, está la catedral y el bonito baptisterio dedicado a San Juan Bautista. Comenzó a construirse en 1152 y en él fue bautizado Galileo Galilei casi cien años después.

Una buena fecha para visitar Pisa es el mes de junio ya que se celebran las fiestas en honor al patrón de la ciudad, San Ranieri, con eventos como la Luminara que llena de luces y velas las orillas del río Arno desde 1686.


 

POMPEYA

 

La erupción del Vesubio en el año 79 d.C h convertido a Pompeya en una de las ciudades más visitadas del sur del país. Las cenizas y lava del volcán lo cubrieron viviendas y sus habitantes murieron asfixiados por las altísimas temperaturas.

Fue en el siglo XVIII cuando comenzaron las excavaciones y actualmente siguen los trabajos arqueológicos con nuevos hallazgos. Visitar Pompeya es un viaje en el tiempo: calles empedradas, tabernas, templos como el de Isis o Apolo, un anfiteatro o las lujosas casas patricias con sus coloridos frescos.

Aunque sin duda lo más impresionante son los cuerpos de personas o animales tal y como fallecieron. Los cadáveres fosilizados permitieron conocer aspectos de su vida y costumbres, mientras que sus posturas muestran cómo la erupción los encontró totalmente desprevenidos.


 

PORDENONE

 

Pordenone es un buen punto de partida para conocer el Parque Regional de los Dolomitas. Un paisaje de llanuras, colinas y montañas perfecto para disfrutar de actividades y excursiones al aire libre.

En el centro histórico de la ciudad está el Palazzo Comunale con su característica torre del reloj, el Duomo lleno de frescos en su interior y un Campanile de 72 metros de altura construido en el siglo XIV.

El Corso Vittorio Emanuele es su calle peatonal y más conocida. Bonitos negocios bajo los soportales, edificios góticos y renacentistas y románticos balcones con flores hacen que recuerde a una calle veneciana. Mientras que si preferimos un poco de naturaleza y verde el cercano Parco del Noncello nos espera tras cruzar el puente de Adán y Eva.


 

ROMA

 

Roma es de esas ciudades que hay que visitar, al menos, una vez en la vida. La capital italiana cuenta con monumentos y atractivos para dedicarle varios días y conocer el legado del imperio romano.

En la città eterna (ciudad eterna) son imprescindibles el Coliseo y Foro Romano, el Panteón, el castillo de Sant' Angelo, sus bellísimas plazas y esculturas como el Moisés de Miguel Ángel.

La capital del país y de la región del Lazio es un buen punto de partida para un viaje por Italia. Además cuenta con uno de los microestados europeos: el Vaticano. El centro de la iglesia católica es visitado por fieles de todo el mundo y amantes del arte para admirar los tesoros que en el pequeño estado se guardan.


 

SALERNO

 

En la región de Campania, al sur del país, Salerno es un buen punto de partida para una visita por la famosa Costa Amalfitana. La ciudad, fundada por los romanos, mantiene un casco antiguo medieval que contrasta con la modernidad de la zona cercana al puerto.

Su Museo Arqueológico Provincial es un viaje por el tiempo desde la prehistoria hasta el pasado romano de la ciudad. Mientras que visitando su duomo, la Catedral de San Mateo, su alto campanario cilíndrico revela una clara inspiración e influencia árabe. El castillo de Arechi es otro atractivo turístico ya que su estratégica posición, a 300 metros sobre el nivel del mar, ofrece espectaculares vistas sobre el Mar Tirreno.

Salerno es también un buen destino para disfrutar de la gastronomía italiana donde el pescado es más protagonista que en otras regiones. Espagueti con almejas, mejillones o anchoas son frecuentes en las cartas de sus bonitos restaurantes.


 

SIENA

 

Para muchos Siena es uno de los pueblos más bonitos y característicos de la Toscana italiana. Su centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1995 y por ejemplo sólo en su catedral podemos ver obras de Bernini, Donatello o Miguel Ángel.

Muy visitada durante el verano, cuando se celebra el Palio. Una carrera de caballos que recorre las medievales calles de Siena hasta la Plaza del Campo, un claro ejemplo de plaza medieval. Se participa por barrios, cada uno con su jinete y caballo engalanados ambos con los colores identificativos de la bandera del distrito.

La Torre di Mangia alcanza los 102 metros de altura que rompen armoniosamente con la horizontalidad de la plaza del Campo. Cuenta la tradición que los estudiantes universitarios sólo deben subirla al terminar la carrera. Sino no finalizarán sus estudios jamás. Si queréis disfrutar de una vista única sólo son 400 escalones ;)


 

TURIN

 

La capital de la región de Piamonte es conocida por su industria del automóvil por ubicarse aquí la marca FIAT. Y en 2019 por un informe sobre la calidad del aire la clasificó como una de las ciudades más contaminadas de Europa.

Entre sus imprescindibles destaca el Castello de Rivoli, el Palacio Real (ya que Turín fue capital italiana entre 1861 y 1865), el barroco Palazo Madama o la Piazza San Carlo con sus dos iglesias gemelas.

Si os apetece descansar al aire libre el Parque del Valentino es una perfecta opción para escapar del bullicio. Además en él está el Borgo Medievale, un "decorado" construido para una exposición (se decidió mantenerlo al finalizar) con un castillo fortificado, calles empedradas y cuidadas plazas.


 

TRIESTE

 

En la frontera con Eslovenia, la región del norte Friuli-Venezia-Julia tiene ciudades menos turísticas pero que merecen mucho la pena como Trieste. Para olvidarse del coche y disfrutarla a pie y sin prisas.

Es apodada de distintas maneras: la Ciudad del Café, la Ciudad del Viento o la Città dei Matti, por los enfermos mentales que paseaban por las calles de Trieste con un caballo de papel maché en los años '70. Los trabajos de Franco Basaglia y sus cambios en los tratamientos tuvieron una gran influencia en la ley 180 que supuso el cierre de los manicomios en Italia.

La influencia de la dinastía Habsburgo se nota en Trieste, como en Praga o Salzburgo. También sus años de pertenencia a Francia lo que supone una huella cultural que la hace distinta a otras ciudades italianas. La Piazza dell' Unità es una de las más grandes del mundo y un excelente punto de partida para empezar la visita por la bella Trieste.


 

UDINE

 

Udine es una ciudad tranquila y elegante de la región de Friuli-Venezia-Giulia. Situada en el norte del país, es muchas veces obviada por su cercanía con ciudades más turísticas como Venecia o Trieste.

Paseando por sus calles se nota la influencia del gótico veneciano. El símbolo de la ciudad es su castillo, convertido en sede museística desde 1906. La Piazza de San Giacomo es el punto de encuentro para tomar un aperitivo, mientras la Piazza Libertà es una de las más bonitas de Italia. Si os gusta el arte os esperan los frescos del pintor Tiépolo y una de las galerías de arte moderno más importante del país.

Además desde Udine pueden hacerse interesantes excursiones: Palmanova con su ciudadela en forma de estrella, Aquileia y sus importantes restos romanos, la turística playa de Lignano y los famosos Dolomitas donde disfrutar de la naturaleza.


 

VENECIA

 

Venecia es otra clara candidata a la lista de "Visitar al Menos una Vez en la Vida". También un buen ejemplo del turismo masivo, tanto que si siguen permitiendo el acceso a grandes cruceros desaparecerá antes de lo previsto.

Además de sus canales, máscaras, góndolas y el exceso de San Marcos, Venecia es un precioso muestrario de arquitectura urbana. Elementos del gótico medieval, recuerdos bizantinos y barrocos salpican las fachadas de los palazzos, siendo los más conocidos el Palazzo Corner o Ca d'Oro.

Islas cercanas como Murano o Burano son una buena (y colorida) alternativa en una visita a Venecia. Y si os gusta conocer cementerios en vuestros viajes, os recomiendo San Michele donde están enterrados ciudadanos venecianos y extranjeros como Igor Stravinsky.


 

VERONA

 

Famosa por ser la ciudad de Romeo y Julieta, Verona es una bonita ciudad cuyos atractivos van más allá de los personajes de la obra de Shakespeare. Aunque muchos se limiten a visitar sólo la Casa de Giulietta, convertida en museo, y cuyo balcón debe ser de los lugares más fotografiados del país.

La Ciudad de los Enamorados está atravesada por el río Adigio y fue un importante centro político y comercial ya en época romana. La Arena de Verona es un claro ejemplo de ese pasado de emperadores y patricios. Actualmente el antiteatro romano sigue sirviendo para grandes celebraciones como óperas y conciertos.

En la segunda ciudad más importante de la región del Veneto debemos incluir un paseo por la Piazza delle Herbe, la visita a la Sinagoga o cruzar el río sobre el Puente Scaligero, un ejemplo de arquitectura militar que sirvió en el siglo XIV como elemento defensivo de Verona.


 

 

Y con esta foto de hace más de veinte años, hecha durante el Interrail, termina el paseo por Italia. Espero que os haya gustado y me encantará leer vuestras experiencias en el país, qué sitios no debo perderme en la próxima visita o cuáles son vuestros favoritos.

Ci vediamo ragazzi!

2 Comments

  1. JOSE D. dice:

    Te compro a Jovanotti aunque Italia ha dado tantos artistas geniales que es difícil quedarse con uno . En cuanto a la cocina más que con la pasta me quedo con pizza, porque sólo en Italia he podido comer una que me guste. Aunque repitas ciudades y lugares, has pateado mucho más del país transalpino que nosotros . En Florencia tuvimos la suerte de pasar una noche en blanco, y si visitar la ciudad más bella del mundo de noche ya es especial imagínate viendo sus museos hasta las tantas de la madrugada. En Milán vivimos un cambio de año, el último fuera de España, y cenar lentejas como es tradición allí verdaderamente nos trajo mucha suerte. Pisa nos decepcionó, quizás por haber visto innumerables veces su torre en fotos, películas, etc., sin duda preferimos Siena A Roma volveríamos mañana mismo a tomar un cappuccino en el Trastevere y un helado de Della Palma (aunque los de Giolitti son más famosos). no nos gusta Giotti. Hace ya muchos años que tiramos la moneda en la Fontana, así que creo que ya toca . Del resto de lugares que nombras, la espina clavada es Pompeya, y esperamos visitarla más pronto que tarde. Pero de todo el artículo me quedo con tu última foto. Esas fotos de cómo éramos hace veinte años son maravillosas e impagables. Nosotros tenemos toneladas de ellas que siempre decimos que vamos a digitalizar y nunca lo hacemos. Como siempre me ha encantado leerte. Un fuerte abrazo.

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Jajaja! Es que tengo una “relación especial” con Jovanotti, me ha acompañado durante momentos importantes y me ha servido para aprender italiano también. Y estar escuchándolo mientras escribía 😛
      Como dices es imposible elegir en Italia (sea ciudad, artista o menú) ante todo lo que ofrece. Me ha encantado la idea de la noche en blanco que en Florencia tiene que ser aún más especial, anoto lo recomendación del helado para Raúl (porque sé que volveremos a Roma) y coincido totalmente con Siena antes que Pisa. Pensando en las lentejas me doy cuenta que nunca he pasado unas navidades en Italia…Y el cenarlas en Fin de Año os dio la suerte que creo? Sería una gran historia 🙂
      A Pompeya tenéis que ir (sí o sí) como buenos amantes de las piedras y la historia. Yo es de los lugares que más ganas tengo de volver y re-visitar con 20 años más!
      Ahora que estamos más tiempo en casa es una buena opción recuperar y ordenar esas “viejas” fotos. Aún me acuerdo la emoción de ir a buscar las fotos a la tienda días después de llegar a casa del viaje. Y el uso de carrete hacía que las fotos fuesen naturales 😉
      Un abrazo de vuelta y tarde o temprano volvereis a Italia, ¡si tirasteis la moneda seguro!

Responder a JOSE D. Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies