preloder

Rianxo, tierra de letras.

Dunas, castros y un faro de luz roja. Conociendo Galicia.
febrero 3, 2015
Conociendo Foz. Un bonito pueblo de la Mariña Lucense.
febrero 16, 2015

Rianxo, tierra de letras.

 

Ya había oscurecido cuando llegamos a Rianxo. A casi 50 kilómetros de Santiago, en esta localidad bañada por el río Ulla y la ría de Arousa, nacieron ilustres gallegos como Castelao o Rafael Dieste.

Nuestra anfitriona del programa Arousa Norte nos esperaba en la casa rural donde pasaríamos la noche. Dori, nos abrió las puertas de Casa dos Ballotes II y la sensación de estar en casa fue inmediata. El fuego encendido invitaba a pasar y acomodarse en una de las butacas orejeras del salón, un bonito y discreto árbol nos recordaba que pronto llegaría la Navidad y en la cocina el queso y el vino reclamaba nuestra atención.

 

Nos sentamos con la anfitriona, una mujer encantadora, de esas personas con las que podrías estar horas hablando aunque no la conozcas de nada. Nos contó la historia de la casa, ¡con petroglifo incluido! que igual que en el caso de Rubén del Restaurante Benboa, era muy familiar, con mucho cariño y manteniendo a través de cada detalle la tradicción o el recuerdo.

La casa me encantó: habitaciones enormes con salida al jardín, una gran mesa de comedor, libros y madera, pero lo mejor fue cuando nos enseñó la planta de abajo: billar, futbolín,zona para niños y hasta churrasquera así que si coincide con esos días de lluvia gallega ¡es perfecta!

 
 

Siguendo sus recomendaciones (en la casa tienen mapas y folletos turísticos de la zona) fuimos hasta el pueblo a tomar una estrella y dar un paseo. Al ser miércoles el lugar estaba de lo más tranquilo y apenas nos cruzamos con gente.

 
 

Lo mejor fue por la mañana, despertarse, salir de la habitación y ver lo bonito que era todo fuera. La ría de Arousa y un porche de madera. Me enamoré. Hacía sol y aquello era precioso, un caballo nos dio los buenos días, me hubiese quedado sin dudarlo. Para desconectar, leer toda una tarde, escribir…pero no teníamos café (!!!¡¡¡ ) así que tras despedirnos de Dori y darle las infinitas gracias por su hospitalidad nos fuimos hasta el centro de Rianxo.

 

Compartí desayuno e historias con Chano y Alejandro, y como era temprano, decidimos dar un paseo por el pueblo. En seguida nos llamó la atención la decoración de navidad. Tanto se me debía notar lo mucho que me gustaba, que una señora se acercó para explicarme que lo habían hecho los vecinos durante meses. Rianxo lucía genial con adornos reciclados: tapas y botellas de plástico, latas de refrescos, árboles con bufandas de colores...Una idea perfecta, participativa, ecológica y sin caer en adornos imposibles y carísimos.

 

Y la otra mejor cosa de Rianxo es que aquí nació Castelao. Su casa de piedra sigue en pie, con balcón y galería cerrada como las construcciones de la época. He leído que tienen la intención de abrirla al público, pero mientras pasa casi desapercibida. Pensé algunas Cousas y recordé a mi padre dibujando sus personajes en carboncillo. Me gusta Castelao y me gustó estar allí unos minutos.

 

Curioso es que en la misma calle, a tan sólo unos pasos, está la casa de otro grande de las letras gallegas. En Rianxo también nació el poeta Manuel Antonio. Su casa sí es museo, desde 2011, pero estaba cerrado. Y como suele decirse: no hay dos sin tres, y encontramos la vivienda de Rafael Dieste quién también es rianxeiro. Sin duda una excursión a Rianxo sería perfecta para una clase de Literatura Galega, para una ruta literaria.

Manuel Antonio fue un poeta de aspecto delicado y moderno que quería participar en la I Guerra Mundial o en alguna revolución. Sin éxito en sus intentos, estudió en la Escuela Naútica de Vigo y durante sus prácticas en un barco mercante escribió su único libro publicado en vida "De Catro a Catro. Follas d'un Diario d'Abordo.1928".
Su estancia en Compostela como estudiante influyó en sus ideas nacionalistas y republicanas, siendo my activo políticamente. Colaboró en periódicos y revistas vanguardistas, mientras en sus poemas escribía influenciado por los haikus japoneses sin perder el olor a mar.
SÓS.
Fomos ficando sós
o Mar o barco e mais nós.
Roubaron-nos o Sol
O paquebote esmaltado
que cosía con liñas de fume
áxiles cadros sin marco (...)

Rafael Dieste era sólo unos meses mayor que el poeta del mar. Con él compartió el interés por la literatura y el nacionalismo, manuscritos y asambleas desde muy jóvenes. Pasó una temporada como lector de Lengua y Literatura Española en la universidad de Cambrigde y en Monterrei (México), además de viajar por Europa para estudiar sobre teatro. Durante el franquismo vivió en Buenos Aires, donde escribió en español y se convirtió en un asiduo del Café Tortoni junto a otros intelectuales exiliados.
Sobre a Morte de Bieito. Dos Arquivos do Conto. (...) Todo o día, meus amigos, andei tolo de remorsos. Vía ó pobre Bieito grafiñando as táboas nese espanto absoluto, máis alá de todo consolo e de toda conformidade, dos enterrados en vida. Chegoume a parecer que todos lían nos meus ollos adormiñados e longanos a obsesión do delito.(...)

 

Dejé el pueblo con unas ganas terribles de llegar a casa y ponerme a leer. Pero también con ganas de volver, es de esos pueblos que ahora les llaman con encanto, agradable para caminar, tomarse un café en una terracita del pueblo, ir de viños, comer cuaquier plato de abuela gallega…Y es que por más lejos que viaje, por más sitios que conozco, si tuviese que elegir...Sempre en Galiza.

 

21 Comments

  1. Cómo se nota que te apasiona Galicia y todo lo que la forma! Desde luego que Rianxo es algo así como un libro de literatura al aire libre. Además nos da la sensación que cualquiera de sus rincones, cerrados o al aire libre, deben ser perfetos para inspirarse y escribir, sobre viajes o sobre lo que surja…

    ¡Un post muy muy bonito Maru! Besiños

  2. ¡Cuánto amor por tu Tierra Gallega se lee entre lineas en muchos de tus posts! A mí me encantan los destinos que no solo son bonitos o que te den ganas de volver, sino que también te inspiran, como en tu caso. Por cierto, ¿al llegar a casa leíste todo lo que querías? ¿Qué fue: la poesía?
    A mí también me encantó la decoración navideña del pueblo, es lo mejor cuando los vecinos se juntan para hacer algo; da igual el qué, lo importante es que se hablen, compartan risas y buenos momentos.

  3. Kris dice:

    Me encantan los paseos matutinos, esos que se dan en buena compañía disfrutando de ciudades y pueblos cuando están despertando. Me gustan las chimenas. Y me gusta la literatura. Y tú lo has podido disfrutar de todo ello en una breve escapada por esa tierra tuya que nos enseñas con tanto acierto. Un abrazote.

  4. […] en Rianxo podíamos pasear antes las casas de Castelao, Dieste o Manuel Antonio, en Ourense,  en la Rúa […]

  5. Netikerty dice:

    El año pasado pasamos nuestras vacaciones en Galicia y nos encantó. No visitamos Rianxo pero, es que Galicia tiene tanto que ver!!! Espero volver y visitar Rianxo, claro 🙂

  6. ¡Qué bueno llegar a una casa y que el fuego esté encendido! Sobretodo si hace mucho frío fuera… Muy bonita la ruta literaria, la verdad es que hemos estado muy poco por Galicia, pero tenemos pendiente un viaje de estancia larga con los peques allí.
    Por cierto, la casa una pasada… para perderse allí y no volver!

    Un abrazo!

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Hola Maria! La casa fue todo un acierto y para pasar unos días en familia es perfecta. Pues a cumplir ese viaje pendiente por aquí!!Abrazos viajeros 😉

  7. […] en Rianxo podíamos pasear antes las casas de Castelao, Dieste o Manuel Antonio, en Ourense,  en la Rúa […]

  8. Ya veo que os cuidaron de primera. Ruta literaria y con unos escenarios bellísimos.
    Un saludo guapi!

  9. Netikerty dice:

    Que sitio más bonito!!

  10. Pepa Alvarez dice:

    La zona en si ya tiene un encanto especial,pero conocer a personas agradables y buenas anfitrionas es un Lujazo!!

  11. Leticia dice:

    Qué sitio más chulo! No conocía esa conexión literaria. Tengo Rianxo como asignatura pendiente, así que me lo guardo para ya!

  12. María dice:

    ¡Que bien os cuidaron!Da gusto cuando llegas “a refugio” en pleno invierno y te tratan como en tu propia casa.Creo que esa atención personal es lo que marca la diferencia en una casa rural.Por cierto ¿puedes creer que nunca he estado en Rianxo y acabas de meterme el gusanillo?

  13. Sabela dice:

    Me encanta esa zona! No la conozco mucho pero creo que me voy a animar a visitarla más! He visto rincones en tus fotos que quiero descubrir!
    Sobre la casa, me parece super bonita, tomo nota de ella.
    Gracias por comparti esta info!
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies