preloder
parallax background
9 Destinos en España para 2019. Recomendados por Bloggers de Viaje.
marzo 6, 2019
Museo de Pérgamo. Una visita imprescindible en Berlín.
marzo 30, 2019
 

Creo que tras más de diez viajes a Marruecos ya es hora de publicar una guía para organizar una visita al país del desierto, los palacios y los coloridos zocos.

He reunido lo que creo más importante para que solo tengas que preocuparte de disfrutar de un país maravilloso. Respondo a vuestros mensajes sobre el alojamiento, qué lugares visitar o cuál es la documentación es necesaria. Viajar a Marruecos por libre es totalmente viable y aconsejable, encontrareis gente amable y paisajes que harán que os enamoréis del país.

Documentación

 

Marruecos es un país sencillo a la hora de preparar la documentación para el viaje. Sólo es necesario tener en vigor el pasaporte para poder entrar en el país. Éste debe tener una vigencia mínima de 6 meses, esto es que no puede caducar estando dentro del país africano. El permiso de estancia para turistas es de 6 meses al año.

No se necesita visado salvo que se proceda de países como Afganistán, Corea del Norte o Ucrania.

Antes de salir del aeropuerto hay dos trámites: pasar por el control de pasaportes en dónde nos pondrán un sello con la fecha de entrada en el país.


 

 

Y cubrir una tarjeta que entregaremos junto al pasaporte y que se queda el señor policía de frontera.

Hay compañías que reparten la tarjeta durante el vuelo, si no es así, la cogeremos en los mostradores que hay antes de las ventanillas de control de pasaporte. Piden datos personales (nombre, apellidos, fecha de nacimiento o profesión), datos del viaje (compañía aérea y número de vuelo) y otros relacionados con la estancia en el país (motivo del viaje, nombre y dirección del alojamiento) así que no olvidéis llevar a mano estos datos y un bolígrafo para ahorrar tiempo.

Vuelos

 

En Marruecos hay más de cinco aeropuertos. Puedes aterrizar en Marrakech, Casablanca, Rabat, Tánger, Nador, Fez...Lo mejor es tener un mapa a mano y elegir según qué zona visitaremos en el país.

Lo bueno de esto son las tarifas económicas que no harán difícil que podamos visitar el país sin descalabrar el presupuesto. Compañías de bajo coste como Ryanair y las de siempre, como Iberia o Royal Air Maroc tienen vuelos regulares desde España.


 

 

Aunque la forma más común es viajar a Marruecos en avión hay más opciones. Podemos cruzar los catorce kilómetros que separan la costa andaluza de la marroquí en ferry. Desde puertos andaluces como Algeciras o Tarifa hay travesías con destino Tánger, Nador o Melilla.

Las tarifas suelen ser más altas que las del avión pero es una experiencia diferente. Y permite llevar el coche a quiénes quieran hacer un viaje por carretera en Marruecos. Hay camarotes para poder pasar la noche y si os coincide con la noche de fin de año, como fue nuestro caso, la fiesta del capitán y la tripulación está asegurada.

Por último, también podemos entrar por las fronteras terrestres de los territorios españoles, en suelo marroquí, Ceuta y Melilla. Es una experiencia que no recomiendo salvo que tengáis algún interés especial en conocer cómo es cruzar a pie.

Moneda

 

La moneda oficial de Marruecos es el Dirham Marroquí (MAD son sus siglas), actualmente el cambio sería 10 euros = 108'53 Dirhams. Para que os hagáis una idea un par de empanadillas caseras cuestan 10 dirhams y un billete de tren Casablanca-Marrakech 120 dirhams.

El plural sería Darahim pero se usa Dirhams. Hay billetes de 20, 50, 100 y 200, monedas de céntimos (0'10, 0'20 y 0'50) que se usan poco dado su bajo valor y de 1, 2, 5 y 10 Dirhams.


 

 

Para cambiar la moneda podemos elegir entre las oficinas de los aeropuertos, las casas de cambio, los bancos y también en hoteles de las principales ciudades. Es conveniente fijarse en cómo está el interés ya que pueden haber importantes variaciones.

Otra opción es retirar efectivo directamente del cajero automático. En Marrakech y Casablanca no es difícil encontrarlos pero no así en lugares no tan turísticos o pequeños pueblos de la montaña.

Alojamiento

 

En Marruecos puedes ir eligiendo el alojamiento sobre la marcha, durante tu viaje. Pero siempre recomiendo llevar la primera noche reservada, porque como decía en el apartado anterior piden una dirección de estancia en el control de pasaportes. Sobre todo si es la primera vez que visitas al país te evitará buscar al llegar cansado del vuelo y alucinado con todo lo nuevo y diferente que verás.

Hay opciones para todos los presupuestos y en ciudades como Marrakech los hoteles de grandes cadenas harán que estés como en otra gran ciudad europea. Son famosos los de la Avenida Príncipe Moulay Rachid y alrededores, con impresionantes piscinas y una entrada de pago para quien quiera ir a llenar su galería de fotos de sus instalaciones divinas y llenas de lujo.

En el extremo opuesto, lo que en España serían pensiones por un precio que puede no llegar a los 8 euros pero con lo justo para dormir, baño compartido y sin desayuno. Es conveniente ver las habitaciones antes de decidir quedarse, así evitarás sorpresas y malos entendidos.


 

 

Y como término medio y mejor opción están las riads. Tradicionales casas marroquíes, situadas en las medinas y con habitaciones en torno a un patio central. Al menos una noche os aconsejo elegir una de las infinitas que hay porque son preciosas, con decoraciones de las "Mil y Una Noches" y un remanso de paz que os sentará genial tras un día de caminata y bullicio.

Muchas riads están ya regentadas por extranjeros, sobre todo franceses e italianos, sobre todo en las ciudades más turísticas del país. Lo mejor de todas ellas es sin duda el desayuno, con ricos panes de hornos del barrio y poder disfrutar de un té al atardecer en la terraza.

Internet

 

Marruecos es un país perfecto para desconectar, de hecho en algunos lugares el tiempo parece haberse detenido cincuenta años atrás. Durante estos diez años que hemos estado viajando, sí hay cada vez más los establecimientos públicos que ofrecen conexión a internet. En algunas plazas y parques públicos hay wifi gratis, te darás cuenta: allí dónde veas un grupo de juventud pegados al móvil allí habrá conexión.

Ojo que será caro si no desactivamos la itinerancia de datos. Lo más cómodo si queréis estar conectados en todo momento y no depender del wifi, es comprar una tarjeta SIM para el móvil. Si queréis leer más sobre Roaming en Marruecos hay varios artículos detallados en la red con tarifas de distintas compañías.


 

Si necesitamos llamar al extranjero desde Marruecos no olvidemos añadir 00 (prefijo internacional) + prefijo nacional ( 34 para España) al número con el que queramos comunicarnos.

La cobertura en el país es buena, como en todas partes, si nos perdemos en las zonas rurales y montañas quizá no lo sea tanto.

Transporte

 

Si la idea es recorrer el país combinando las opciones de transporte público es posible, aunque el tiempo empleado será mayor, las historias y anécdotas están también aseguradas. Nosotros nos hemos movido en tren, bus, grand taxi y petit taxi. Son todas recomendables, os cuento un poquito de cada una para que podáis comparar.

*Tren: La red ferroviaria cubre las principales ciudades de Marruecos. Hay varias tarifas según la clase del vagón y trayectos nocturnos con literas. La web de ONCF, la compañía de trenes marroquí, es muy fácil de usar para ver horarios, precios y recorridos.

Moverse en tren es una buena opción si no tienes prisa. Aunque el servicio ha mejorado mucho los últimos años siempre puede pararse en medio de la nada y permanecer un buen rato sin motivo aparente ni explicación alguna. Estaciones como la de Meknes merecen una visita por lo bonitas que son y los paisajes desde la ventana permiten conocer Marruecos de una forma distinta.


 

 

*Autobus: En las ciudades más importantes no falta la Gare Routiére, la Estación de Autobuses desde las que parten compañías privadas y los CTM, los buses estatales. Además de cubrir las rutas principales, llegan a lugares como Chauen, el pueblo azul, a donde no es posible ir en tren por ejemplo.

Los billetes se compran en la misma estación, es posible hacerlo el mismo día, pero si son trayectos concurridos o a horas punta es aconsejable ir con tiempo a la gare. Al llegar no será raro que hombres de toda edad y condición os ofrezcan billetes a voz en grito como en el mercado. Te cuentan horarios y precios y te acompañan al autobús correspondiente.

En las ventanillas de las distintas compañías también suelen atender pero es más habitual el sistema de yo te llevo. Es un poco caótico pero nosotros nunca hemos tenido problema. Eso sí siempre repitiendo un par de veces el precio acordado antes de subir al bus y dejando claro si incluye el equipaje. Algunas empresas sí cobran un par de dirhams por llevar las mochilas en el portaequipajes.


 

 

*Taxi: Es bastante común moverse por Marruecos en taxi ya que no es tan caro como en Europa. Existen dos tipos de taxis según el recorrido que querramos hacer.

El Petit Taxi sirve para moverse por los centros urbanos. Son coches pequeños, para cuatro personas incluido el conductor y tienen taxímetro, aunque podemos encontrarnos coches que no los usan. En este caso podemos acordar una tarifa fija, antes siempre de subirnos al coche y arrancar; pedirle que queréis viajar con taxímetro o girar la cabeza y elegir otro que nos llevará sin problema.

Mientras que el Grand Taxi es para hacer recorridos más largos. Suelen ser Mercedes 190, con capacidad para seis personas y son una buena opción para organizar una excursión de un día. Aquí el precio sí se fija antes, suelen tener tarifas fijas pero nunca está de más regatear.

Es fácil encontrarlos en las inmediaciones de las estaciones. Nosotros os hemos usado en varias ocasiones, por ejemplo para ir desde Marrakech a las cascadas de Ouzoud. En el sitio de la visita acordamos una hora para volver y siempre fueron experiencias geniales.


 

Seguro

 

Marruecos es un destino cercano a España pero no olvidemos que viajamos a África y si tenemos la mala suerte de sufrir algún percance, es mejor estar asegurados. En las grandes ciudades no problemas pero en zonas más rurales las infraestructuras sanitarias son más escasas.

No sólo por motivos de salud, puede que se nos estropee la tarjeta de crédito o que el vuelo sufra un retraso que nos chafe las vacaciones. Por poquito dinero al día podemos contratar un seguro para viajar con mayor tranquilidad.

Otra buena razón es si tienes pensado hacer algún deporte de montaña, acuático o de aventura en Marruecos. Son muchos quiénes visitan el país para hacer escalada, parapente o surf y un buen seguro cubre también los equipos deportivos.


 

Qué Visitar

 

Es difícil elegir qué visitar en un país tan rico como Marruecos. Ciudades imperiales, desierto, montañas, playas larguísimas, pueblos de cuento o una villa romana con mosaicos que nada envidian a los que vemos en Italia.

Marrakech creo que es la ciudad estrella, la ciudad Roja, ya compite con las capitales europeas en número de turistas. Es imprescindible pasar al menos tres días si queremos conocerla un poquito: visitar alguno de sus palacios, perderse en la medina, soñar en el Jardin Majorelle o ver el teatro en directo de la plaza Jma son algunos de sus infinitos atractivos.

Fez, Mekness y Rabat son junto a la anterior, las Ciudades Imperiales. Si tuviese que elegir entre ellas me quedaría con las dos primeras, Rabat me pareció menos interesante aunque le debo una segunda visita.



 

Casablanca merece la pena porque la mezquita Hassan II es de esas obras que hay que ver. Su ubicación casi sobre el mar hace que resulte aún mas espectácular.

Mientras que Tánger, olvidada muchas veces, tiene encantos más modestos. Una ciudad portuaria llena de historia y con un pasado de artistas, políticos y espías. Tomar un té viendo el mar y sentirte por un rato en Estados Unidos visitando su antigua embajada, ahora museo son mis recomendaciones para una ciudad a la que tengo especial cariño.

Y como no Chauen, Chefchauen o Xauen. El pueblo que pintó sus calles de azul y se hizo famoso. Unas horas son suficientes si la idea es hacer unas fotos, pero su situación en las montañas hace que compense quedarse a dormir y disfrutar de pitufilandia sin prisas.


 

 

La Costa Atlántica está llena de sitios interesantes, sobre todo si te gusta la playa y los deportes acuáticos. Más de tres mil kilómetros de costa aseguran buenos arenales. Podemos elegir entre bellas e históricas ciudades como Essaouira, la que enamoro a artistas hace unas décadas; conocidas y asfaltadas como Agadir o apacibles como Salé o Assilah.

Si eres un apasionado del mundo romano no puedes perderte Volubilis. Cerca de Meknès, esta villa del siglo I a.C, es la mejor conservada del país una excelente oportunidad para aprender sobre el Imperio Romano en Marruecos.

Y si ya has visitado las ciudades típicas, o quieres escapar de lo más turísticas del país, puedes añadir Al-Hoceima, Tetuán o Al-Jadida a tu itinerario. Villas con pasado español o portugués que harán que conozcas un Marruecos diferente al que se ve habitualmente.


Consejillos Varios

 

Vuelvo a recurrir a este apartado tipo cajón desastre para comentaros algunas cosillas que se me han ido ocurriendo mientras escribía todo lo anterior. Algunos consejillos o recomendaciones que quizá os vengan bien si estáis preparando vuestro primer de viaje a Marruecos.

*Muchos cuartos de baño son de estilo turco, con un cubo que hay que llenar con agua y tirar por el retrete a modo cisterna. Suelen estar limpios y tener papel, pero nunca está de más llevar un rollo en la mochila. Los deshechos de papel/higiénicos mejor depositarlos en las papeleras.

*En las compras siempre es recomendable regatear. Es una costumbre que puede ir acompañada de un té y charla con el vendedor. Según se dice hay que pedir menos de la mitad del precio que nos ofrecen. Pero no es una ley fija, hay muchos productos hechos a mano en los que pedir menos dinero no me parece ético. Es algo que depende de la capacidad negociadora de cada uno.

*Probar la gastronomía local. La comida marroquí es una explosión de sabores y no, no es picante. Si os gustan los dulces las pastelerías están llenas de maravillas de colores y frutos secos y los zumos naturales son de lo más apetecibles y nada caros.


 

 

*Si hacéis viajes en autobús, mejor ir al baño antes de emprender viaje. Muchos servicios de los buses están inutilizados, pero tranquilos que hacen varias paradas en recorridos largos.

*Es muy probable que se os acerquen menores de edad para ofrecerse como guías o pedir unos dirhams. Muchos lo hacen incluso con la bata blanca del colegio, aunque sea difícil es preferible no darles dinero.

*El saludo si os presentan a alguien es correcto con un apretón de manos, pero ojo, usar la derecha. La izquierda se considera impura. Los besos mejor solo con personas del mismo sexo. También es común ver a hombres caminar de la mano como señal de amistad.

*El pueblo marroquí es hospitalario y amable. Hay mucha gente joven y por lo general les encanta hablar. No dejéis de tomaros un té, disfrutar de los atardeceres y de las charlas con los locales.


 

 

¿Me he olvidado de algo?.¿Tienes alguna pregunta?. ¿Has estado en Marruecos?¿Cuáles han sido tus impresiones tras conocer el país?. En cualquier caso, te espero en comentarios. Te invito también a quedarte y seguir leyendo los artículos sobre Marruecos, un país que no me canso de recomendar.

10 Comments

  1. Sonsoles dice:

    Y pensar que yo todavía no fui a Marrurecos con la de veces que me has hablado de él…voy a tener que solucionarlo sin falta, sobre todo despues de leer este post…precioso, como todos los que escribes! un beso guapa, ganas de verte

  2. Kris dice:

    Cuando algo se hace con amor se nota, y tu pasión por Marruecos es evidente. Me has descubierto la posibilidad de viajar en tren y en autobús (recordando ir al baño antes del viaje, buen apunte). Aunque he estado dos veces en el país vecino soy consciente de que me queda mucho por conocer, q es muy probable que regrese y que seguramente en ese momento me plantee un viaje más largo y no solo los 3 ó 4 días que he estado en las otras ocasiones. Y esta guía me ayudará a resolver muchas lagunas que se me podrán presentar llegado el momento. 🙂

  3. Marco Antonio Davif dice:

    Felicidades por tu aportación veraz y precisa.
    Hicimos viaje en tour desde Málaga a las ciudades imperiales por 7 días
    Mucho muy agradable y no muy caro.Hoteles te ofrecen de 3 a 5 estrellas.Escoges pero sugiero de 4 y 5
    Marrakech
    Fez
    Casablanca
    Rabat
    De regreso a Tanger se detienen unas horas en Chaouen..muy intetesante.
    Saludos desde México

  4. Fíjate, nunca me había pasado por la cabeza entrar a Marruecos a pie, por Ceuta o Melilla… ¿Por qué no lo recomiendas? ¿Tienes alguna historia para contar?
    El tema del dinero: en las 4 veces que hemos estado en Marruecos (aún nos queda para llegar a tu nivel ;)) siempre nos salía mejor cambiar en el aeropuerto. No sé si fue coincidencia, pero ya sabes que Denys recuerda muy bien todas las cosas relacionadas con el dinero 😉
    Muy de acuerdo contigo en que hay que ver la habitación ANTES de pagarla. No vale preguntar si hay agua; aunque te digan que sí, no significa que haya agua caliente o que funcione la ducha. No te mienten, el agua la hay, pero no funciona ;)))
    Para movernos utilizamos el mismo transporte público que vosotros, salvo trenes, aún no se ha dado la ocasión. Los buses utilizamos bien poco, me daba la sensación que nos timaban… aunque no sé porque me extraña, es la sensación más común en Marruecos… pero no sé… los autobuses me parecieron demasiado lío… o a lo mejor ya me había acostumbrado al sistema de grand taxis 😉
    Pitufilandia…. jajajaja tal cual 😉 Chauen se convirtió en una de mis ciudades marroquíes favoritas, me sentía muy a gusto allí.
    Por cierto, muy buenos consejos varios, sobre todo, lo del rollo de papel. Yo añadiría: ir mentalizados que los baños públicos no se parecen en nada a lo que encuentras en Europa.

  5. Tú has estado diezveces en Marruecos y nosotros, que en los días claros lo vemos desde Málaga, no hemos ido aún. Juntos al menos, porque Víctor estuvo en un blogtrip visitando Tánger y Chaouen… Y volvió encantado, claro.
    No sabíamos la opción de los riads. Seguiremos tu consejo y nos alojaremos aunque sea una noche en uno de ellos, para vivir la experiencia.

    ¿Cuántos días consideras necesarios para ver las principales ciudades a un ritmo tranquilo?

    Saludos.

  6. Diez viajes a Marruecos y yo todavía no lo he pisado. Bueno, muy buena información para los que queramos ir por primera vez.

  7. Aitor dice:

    Otra magnifica guía made in Maruxaina. Ademas una experta en el pais…

  8. Que buen resumen de info. Como ya sabes me queda toda la zona norte, así que espero disfrutar de Fez más pronto que tarde. A lo que no me atrevo del todo es a no llevar el alojamiento medio cerrado de todo el trayecto. Será cuestión de dejarse llevar alguna vez… un abrazo

  9. Sin duda eres toda una experta en MArruecos 🙂 ya sabes que a mí también me fascina el país y todos los años voy para seguir descubriendo diferentes rinconcitos, a cuál me gusta más, ese riad de Marrakech de la foto ¡qué bonito es! 😉 un abrazo gigante

    • Maruxaina Bóveda dice:

      Es verdad…¡esa habitación! No me acordaba que era la nuestra cuando escogí la foto para el post 🙂 Muchas gracias por tu comentario Patri, que te voy a contar de mi relación con Marruecos…Con ganas de volver este año como tu dices para seguir descubriendo el país.
      Un abrazo guapa.

Responder a Belén (Mis viajes y sensaciones) Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies